Extranjeros subieron su saldo en TES en $15,8 billones

Aunque ya terminó el rebalanceo del índice de deuda soberana del JP Morgan, fondos del exterior siguen comprando títulos colombianos. Entre tanto, hicieron más ventas de acciones.

Los fondos de pensiones y los bancos han bajado su participación en la deuda pública colombiana.

Archivo particular

Los fondos de pensiones y los bancos han bajado su participación en la deuda pública colombiana.

Finanzas
POR:
noviembre 13 de 2014 - 02:10 a.m.
2014-11-13

La turbulencia internacional de los últimos tres meses, que ha tenido un impacto marcado en las acciones colombianas, prácticamente no se ha sentido en la demanda de los inversionistas por títulos de deuda pública de Colombia.

Ni siquiera el hecho de que haya terminado el rebalanceo del índice de bonos soberanos del JP Morgan, en el que el país tiene más participación y que motivó un fuerte ingreso de recursos, ha frenado el crecimiento de los portafolios de TES en manos de extranjeros.

Datos del Ministerio de Hacienda señalan que, al cierre de octubre pasado, el saldo de estos títulos que pertenecían a fondos del exterior sumaba 27,2 billones de pesos. Dicho valor creció en 15,8 billones de pesos durante el último año, y ha llevado a que estos jugadores dupliquen su participación al 14 por ciento dentro de los tenedores de deuda pública colombiana.

Y aunque el rebalanceo del índice se produjo entre mayo y septiembre, lo cual daba para pensar que en octubre habría un freno en estos portafolios, lo cierto es que la dinámica no bajó tan abruptamente. Entre septiembre y octubre, dicho monto aumentó 5 por ciento.

Desde marzo pasado, cuando se produjo el anuncio de JP Morgan, entraron muchos recursos porque los inversionistas tenían que ajustar sus portafolios. La recomposición se produjo entre mayo y septiembre, pero lo que se está viendo ahora es que en la medida en que crece el monto de recursos que administran esos fondos, también tienen que elevar sus inversiones en TES, explica Camilo Pérez, jefe de investigaciones económicas del Banco de Bogotá.

Más allá del tema del índice del JP Morgan, añade que si bien la devaluación del peso colombiano no juega a favor, hay otros elementos que mantienen atractivo el mercado colombiano, como una inflación controlada (fundamental para la renta fija), buen nivel de crecimiento económico y estabilidad en la tasa del Banco de la República.

LOS RIESGOS

Al igual que ocurre con las acciones (ver recuadro), los jugadores extranjeros han ganado una participación relevante en la deuda pública colombiana, lo cual expone más al mercado colombiano ante la volatilidad de los mercados externos.

Como se sabe, el nerviosismo de los inversionistas, o el hecho de que los mercados desarrollados tengan mejor desempeño económico, hace que los recursos salgan de los emergentes, golpeando el precio de los títulos.

Sobre este tema, un informe reciente de Corficolombiana señala que “a pesar de haber más TES en poder de los extranjeros, eso no implica que haya más recursos propensos a irse de Colombia en momentos de aversión al riesgo”.

Esto, teniendo en cuenta que aun en situaciones difíciles, los inversionistas tienden a no desajustar mucho los portafolios cuyo referente sea algún índice importante.

Por otra parte, un escenario sería que JP Morgan cambie de opinión y baje la ponderación de Colombia ante la posibilidad de un deterioro en los ingresos del petróleo.

Sin embargo, Corficolombiana señaló que dicha situación es poco probable al menos en el corto plazo. Como se recuerda, el aumento de JP Morgan en el índice tuvo que ver con “una mayor transparencia y accesibilidad de los inversionistas foráneos al mercado de deuda pública local”, y se refiere a mejores condiciones tributarias para invertir en renta fija.

El documento dice además que, por cuenta de la forma en que eligen a los países que componen el índice, “una desaceleración en el crecimiento, una recesión económica, un deterioro en las cuentas fiscales o externas, un rebrote inflacionario, o una rebaja en la calificación de riesgo soberano no son razones para que un país sea retirado de estos índices”.

Por lo pronto, a pesar del fin del rebalanceo y la turbulencia de los mercados externos, los recursos para invertir en los mercados siguen entrando.

Las cifras de la balanza cambiaria del Banco de la República señalan que, al 24 de octubre, la inversión de portafolio sumaba 10.542 millones de dólares.

VENTAS NETAS DE ACCIONES ENTRE SEPTIEMBRE Y OCTUBRE

Los jugadores extranjeros, que incluyen fondos, personas naturales y programas de ADR, llevan ya un tiempo largo siendo los reyes en los movimientos del mercado accionario, pues concentran casi un tercio.

Durante este lapso, se destacaban además porque, en todas sus transacciones, era más lo que compraban que lo que vendían. Pero la tendencia ha cambiado en septiembre y octubre.

Cifras de la Bolsa de Colombia señalan que los extranjeros (sin ADR) tuvieron ventas netas por 248 millones de dólares solo en octubre.

Según Credicorp Capital, entre los temas que han incidido en los agentes del mercado está la incertidumbre sobre la reforma tributaria, la devaluación del peso y la caída en los precios del petróleo, aunque la salida de recursos se ha dado en varios emergentes.

Un informe de Corredores Asociados señala que los extranjeros salieron principalmente de la acción preferencial de Cementos Argos y de la ordinaria de Bancolombia.

Sin embargo, al ver la película completa del último año, los fondos del exterior se mantienen como los principales compradores de acciones en el mercado local.

luicon@eltiempo.com