Una fábrica que ayuda a ‘producir’ nuevos ingenieros

La posibilidad de involucrarse en el proceso de producción de una fábrica totalmente automatizada era una opción muy lejana para los estudiantes de ingeniería industrial de la Universidad de La Guajira. Hasta hace poco, el único contacto que tenían con la industria era mediante cortas visitas a ciudades de la Costa Caribe.

POR:
julio 08 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-08

Pero eso cambió este mes. La institución adquirió un completo laboratorio de automatización dotado con el sistema HAS-200, un equipo didáctico que simula el proceso productivo de una fábrica real. Este laboratorio consta de 11 estaciones que cumplen con operaciones de producción, control de calidad, etiquetado, almacenamiento y despacho del producto terminado y pueden ser manejadas de forma manual o a través de un computador. Además, cuenta con tres bancos de trabajo donde los alumnos aprenden los principios básicos de neumática, electroneumática, hidráulica, lógica cableada y programada, para utilizar esta tecnología. El decano de la facultad de Ingeniería de la Universidad de La Guajira, Roberto Rojano, asegura que el acceso a esta tecnología les permite cumplir con una de las exigencias del Ministerio de Educación para otorgarle la acreditación de alta calidad a los programas de pregrado y, sobre todo, preparar a profesionales más competitivos en el mercado laboral. Con este laboratorio, los estudiantes pueden lanzar pedidos, hacer control estadístico y trazabilidad del producto, con solo darle una orden a un programa de computadora. Otra ventaja es que ya no tendrán que viajar a ciudades como Barranquilla para conocer el funcionamiento de una fábrica ni para hacer sus prácticas. “Antes solo veíamos la teoría, pero con este laboratorio vamos a poder simular los procesos”, dice Lucía Navarro, estudiante de ingeniería. PROCESO Los primeros equipos para el laboratorio se compraron en febrero del 2006, y el resto entre octubre del 2007 y junio de este año. La inversión total asciende a 2.200 millones de pesos y quedó totalmente actualizado. “Las nuevas demandas del mercado abierto y globalizado requieren de un alto nivel en la automatización de los procesos de producción y una mayor competitividad de los profesionales de la ingeniería”, señala Roberto Rojano. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido