La faceta oculta de Hitler va a una casa de subastas inglesa

Una serie de dibujos, bocetos y acuarelas del dictador austriaco, que serán subastadas en el Reino Unido, podrían costar más de 15.000 libras (unos 22.000 dólaes).

Finanzas
POR:
marzo 25 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-25

Una veintena de acuarelas, dibujos hechos con carboncillo y bocetos atribuidos al dictador nazi Adolf Hitler serán vendidos por la casa de subastas británica Mullock's el próximo 15 de abril en la localidad de Ludlow, en el oeste de Inglaterra.

Por entre 2.000 y 15.000 libras (unos 2.230 y 16.700 euros, 2.960 y 22.177 dólares), los coleccionistas de arte podrán pujar para tratar de llevarse los dibujos y bocetos realizados por Hitler desde 1908, poco después de que se trasladara a Viena con la intención de ganarse la vida como pintor.

La estrella de la subasta es una acuarela de 32x27 centímetros que Hitler realizó en 1929, probablemente como un modelo para hacer carteles propagandísticos de ideología nacionalsocialista. Se trata de un dibujo alegórico en el que Hitler, vestido con el atuendo típico de un herrero, recibe las herramientas de la forja de las manos de Armin, el héroe germánico que aniquiló al ejército romano que iba a invadir el territorio alemán en el año 9 después de Cristo.

La forja, en la que aparece una esvástica reluciente al fuego, representa la fundación del pueblo germano, y Hitler sería el sucesor que tomaría el relevo de su ancestro Armin (Hermann en alemán), al que el ideólogo nacionalsocialista consideraba el fundador del Reich.

El dibujo, que se prevé que alcance el precio de 15.000 libras, será subastado junto a otras acuarelas de bodegones, bocetos en pastel de la Karls Kircher (una iglesia que Hitler representó en numerosas ocasiones), retratos y desnudos a carboncillo, que encontró el actual propietario de las obras en un baúl que compró en Austria.

Entre las obras subastadas, algunas de las cuales tienen firmas y anotaciones a mano con una caligrafía que coincide, según los expertos, con la que tenía Hitler en esos años, se destaca también un retrato a carboncillo que se cree que puede representar a la madre del austríaco.

Algunas de las obras habían pertenecido anteriormente a una camarera, Helen Schweiger, que recibía dibujos de Hitler como pago a las consumiciones del que se convertiría en Führer del III Reich.

Así pues, los no muy conocidos trabajos plásticos de Hitler podrían ayudar a desentrañar los motivos que lo llevaron a exterminar a más de 5 millones de judíos.

Historia de un odio recalcitrante

Sobre el odio de Adolfo Hitler por los judíos se tejen varias versiones, sin embargo, la que podría ser la más realista está relacionada con el arte. Todo tiene que ver con un episodio según el cual Hitler se presentó a la Escuela de Bellas Artes de Viena para estudiar pintura, pero nunca fue admitido. Lo curioso del caso es que quien le negó esa oportunidad era un judío.