No es fácil repartir ayudas

No es fácil repartir ayudas

POR:
enero 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-15

La ayuda está llegando de forma masiva a Haití, pero por problemas logísticos no beneficia todavía a los sobrevivientes del terremoto, que ya dan muestras de su desesperación con saqueos y violencia, mientras empiezan a conocerse más datos de la magnitud del desastre.

El 70 por ciento de los edificios en 15 zonas de Puerto Príncipe ha quedado destruido por el devastador terremoto que asoló el país hace tres días, según señaló el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Ginebra.

Aunque según el organismo humanitario "las posibilidades de encontrar a más supervivientes siguen disminuyendo", todavía se producen buenas noticias en ese campo como el hallazgo de 23 personas con vida bajo la montaña de escombros que se erige donde antes estaba el Hotel Montana, en la capital haitiana.

Miles de personas pasaron su tercera noche a la intemperie, aunque esta vez al menos sólo hubo un movimiento sísmico y no muchos como ocurre desde el martes, cuando se produjo el terremoto de 7 grados en la escala de Richter.

En Puerto Príncipe, el agua y los alimentos escasean y lo que hay se venden a precios por las nubes, las comunicaciones siguen cortadas, salvo las satelitales, y el hedor de los cadáveres en descomposición y el polvo de los edificios derrumbados hace irrespirable el aire.

Tampoco hay medios de transporte por falta de combustible y porque muchas vías son intransitables, y los hospitales no dan abasto para atender a los heridos.

Siga bajando para encontrar más contenido