Facilitando los cambios

Tal vez el lector ha recibido el encargo de implementar una importante iniciativa. Su objetivo es claro, pero ¿es clara su estrategia para alcanzarlo? La mayoría de las iniciativas de cambio fracasan, muchas de ellas poco después de iniciar la implementación. Los ejecutivos cometen errores, que surgen por una planificación insuficiente o falta de seguimiento.

POR:
noviembre 19 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-19

Antes de lanzar cualquier esfuerzo de cambio, evalúe la cultura de su empresa. Las opiniones externas son valiosas porque las personas de adentro ven la cultura como desean verla, no como es. También consiga una lectura de fuentes internas. Haga a los empleados y gerentes preguntas como ¿qué le gusta de la empresa y qué no? Solicite opiniones respecto a qué es lo que está causando problemas a su grupo o empresa. Escuche las respuestas que se relacionan con la flexibilidad y apertura respecto al cambio. Si usted ha decidido que la actual cultura no se corresponde con el esfuerzo, tiene que condicionar la cultura. Explique la necesidad de cambio en términos de fuerza mayor. Crear impulso por medio de cambios pequeños es particularmente importante. Muestra a los empleados que pueden enfrentar el desafío y lo capacita a usted para enfrentar cambios más complejos en el futuro. Algunas iniciativas, una vez que se han implementado, alcanzan un techo. A medida que la novedad se desgasta, la energía y el entusiasmo de la gente se desvanece. Para combatir esta tendencia, los mejores líderes del cambio participan durante la implementación de la iniciativa en su totalidad. Armar el equipo correcto para llevar a cabo una iniciativa es el imperativo más difícil y sin embargo el más importante para los líderes del cambio.

Siga bajando para encontrar más contenido