Esta familia va tras más autopistas de 4G

Están a la espera de la adjudicación de las vías de la segunda ola Pasto - Rumichaca y Bucaramanga - Yondó.

Carlos Alberto Solarte Solarte

Archivo particular

Carlos Alberto Solarte Solarte

Finanzas
POR:
julio 02 de 2015 - 01:22 a.m.
2015-07-02

Aunque la familia Solarte y sus empresas de construcción (reconocidas por ganarse numerosos contratos de obra pública) no lograron quedarse con ninguno de los nueve proyectos viales que componen la primera ola de las vías de cuarta generación (4G), las cosas han sido diferentes durante la adjudicación de las obras que componen la segunda ola de concesiones.

Ahora, tras haber ganado dos corredores claves de la segunda ola (la vía Santander de Quilichao – Popayán y el corredor Santana – Mocoa – Neiva), los jefes de las firmas constructoras de los Solarte están a la espera de quedarse con más proyectos que están en proceso de ser adjudicados.

Por ejemplo, el corredor Santander de Quilichao – Popayán (una obra de 76 kilómetros y que costará $1,2 billones) fue adjudicado al consorcio Estructura Plural Hidalgo e Hidalgo, en el cual están dos empresas de los Solarte que pesan un 70 por ciento en esa unión empresarial.

Entretanto, la vía entre Santana y Neiva (que vale $1,5 billones) se le adjudicó al consorcio Infraestructura Vial para Colombia el cual está compuesto en 40 por ciento por empresas de los Solarte (Carlos Alberto Solarte Solarte y Cass Constructores y Cía).

Pero más allá de estos proyectos, las empresas con sello Solarte van por otras iniciativas estratégicas de la segunda ola que están por adjudicar. La primera es la vía Pasto – Rumichaca, una obra de $1,6 billones que se adjudica este mes y por la que están pujando cuatro consorcios entre los que están firmas como OHL Concesiones, Sacyr, Concay, Strabag, entre otras.

Además de este proyecto, los Solarte están detrás de la vía Bucaramanga – Barrancabermeja – Yondó que forma parte de la segunda ola y que se adjudicará en los próximos días.Para ese proyecto de $1,68 billones se postularon tres consorcios. En uno de ellos (Infraestructura Vial para Colombia), la firma CSS Constructores S.A. tiene la participación mayoritaria.