A favor de un cambio

Noticias financieras pesimistas provenientes de Europa y Estados Unidos, protestas en Wall Street, en Londres y en todo el mundo, y el casi colapso de la economía griega han hecho que muchas personas cuestionen la manera en que hacemos negocios en la actualidad.

POR:
diciembre 03 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-12-03

Creen que nuestra sociedad ha perdido el rumbo, alentando la codicia y el pensamiento a corto plazo a costa de las inversiones en nuestro futuro. No deberíamos perder de vista el hecho de que el capitalismo ha mejorado a nuestro mundo creando empleos y alentando la innovación, sacando a muchas personas de la pobreza. Sin embargo, conforme aumenta la población mundial, también lo hace la demanda de bienes y servicios, lo cual agota aun más los recursos naturales del planeta. Al mismo tiempo, la desigualdad económica está en aumento. Hacer negocios de la manera usual ya no es una opción. Personas en todo el mundo se están dando cuenta de que debemos encontrar una manera de aprovechar el poder del libre mercado en formas que aborden directamente las inquietudes de nuestra sociedad y el planeta. La buena noticia es que esta es una oportunidad grandiosa. Las empresas pueden cambiar al mundo; pueden ser una fuerza genuina a favor del bien. Hay muchos ejemplos maravillosos actualmente. Algunos de ellos son con fines de lucro, como Participant Media, una compañía dedicada a hacer películas que entretienen e inspiran al mundo, y Barefoot Power, una empresa que ha llevado electricidad a un millón de personas por primera vez a través de la energía solar. En vez de ofrecer utilidades a los accionistas, algunas de esas compañías reinvierten sus ingresos en hacer crecer sus empresas. Consideremos The Big Issue, una casa editora de revistas que ofrece trabajo a personas sin hogar, y la Khan Academy, que usa herramientas de aprendizaje en línea para transformar la educación de las matemáticas en todo el mundo. En Virgin, nuestros esfuerzos surgieron de nuestra conexión con los clientes y del enfoque en servir les a ellos, conforme empezamos a tratar de combinar la creación de compañías con fines de lucro con el apoyo para nuestra comunidad y el medio ambiente. La segunda empresa Virgin que lanzamos, después de que fundamos la compañía discográfica de pedidos por correo, fue un centro de asesoría estudiantil que ofrecía información sobre asuntos de salud sexual. Posteriormente, en 1987, creamos Mates Condoms como parte de nuestro trabajo para ayudar a combatir la propagación del Sida. Esos esfuerzos pueden encontrarse en todo el Virgin Group, y hace siete años establecimos nuestra propia fundación sin fines de lucro, Virgin Unite, para ayudar a aprovechar esa energía emprendedora. Unite trabaja con todas nuestras empresas para ayudarlas a enfocarse en dirigir un cambio positivo. Más recientemente, Virgin Money fundó Virgin Money Giving, un centro de donaciones en línea que ha generado más de 65 millones de libras esterlinas para organizaciones de caridad en el Reino Unido. En Estados Unidos, Virgin Mobile se ha acercado a los clientes y al público para ayudar con la lucha para poner fin al desamparo juvenil. Esta campaña ya ha impactado la vida de más de 35.000 jóvenes. Virgin Unite también reúne socios para lanzar iniciativas independientes dedicadas a nuevos enfoques ante el liderazgo global, como la Carbon War Room (Sala de Guerra contra el Carbono), que trabaja para ofrecer soluciones impulsadas por el mercado al cambio climático. Esta pretende liberar unos 650 millones de dólares de inversión para actualizaciones de eficiencia energética en Florida y California, las cuales eventualmente crearían más de 17.000 empleos. Llamamos a este enfoque empresarial Capitalismo 24902, y ahora nos centramos en hacer que los líderes empresariales en todo el mundo (24.902 millas de circunferencia) vean cómo todos podemos hacer lo que es bueno para la gente y para el planeta. No es realmente un caso de elegir el bien social por encima de las utilidades; se trata de que el bien social y el bien ambiental se conviertan en fuerzas impulsoras del capitalismo. Muchas nuevas empresas están incorporando estos valores básicos desde el principio, pero también estamos viendo a muchas organizaciones existentes revisar sus operaciones y cosechar los beneficios. Interface Global, el fabricante de alfombras, es un buen ejemplo de cómo puede funcionar este nuevo enfoque. En una industria donde las compañías típicamente tienen un impacto ambiental grande y tóxico, Interface Global ha transformado la forma en que consigue materias primas, produce alfombras y dispone de sus desechos; y ha creado una empresa más lucrativa. Otras historias de éxito Marks and Spencer lanzaron Plan A en el 2007 y, como resultado, la compañía reporta que ahora recicla 94 por ciento de los desechos generados por sus tiendas, ha reducido sus emisiones de carbono en 13 por ciento y ahorrado más de 70 millones de libras esterlinas en el 2010. General Electric lanzó Ecomagination para crear nuevos productos y servicios que ayuden a solucionar desafíos de energía, eficiencia y agua. Invirtieron 5.000 millones de dólares en investigación y desarrollo a lo largo de cinco años y dicen que han generado más de 70.000 millones de dólares en ingresos. Como emprendedores y líderes de negocios, podemos seguir su ejemplo y producir esos beneficios. ¿De qué manera está su compañía singularmente posicionada para contribuir con su comunidad? En busca de ideas, escuchen a, aprendan de y den poder a todos en su compañía para hacer lo que es correcto para la gente y el planeta. Porque, finalmente, Capitalismo 24902 gira en torno a la gente. Dé a su equipo la oportunidad de marcar una diferencia, y abordarán el proyecto con entusiasmo y verdadero compromiso. Mi nuevo libro, Screw Business as Usual, trata de celebrar las historias de personas que ya han demostrado que las empresas pueden ser una fuerza a favor del bien. Queremos escuchar sus ideas para el siguiente libro. Visítenos en www.virginunite.com.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido