FED: baja inflación apoya nuevos estímulos

Washington/AFP. Los precios al consumo en EE. UU. apenas evolucionaron en noviembre, atenuando los temores de inflación y sosteniendo la decisión de la Reserva Federal (FED) de inyectar 600.000 millones de dólares adicionales en la aletargada economía.

POR:
diciembre 16 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-16

El departamento de Trabajo anunció un incremento del índice de precios de solamente 0,1 por ciento. Los economistas esperaban que igualara el nivel de octubre, 0,2 por ciento. La moderación de la inflación se debió en parte a los precios de la energía, que subieron apenas 0,2 por ciento, el menor incremento desde junio, luego de aumentar 2,6 por ciento en octubre. “Los precios subieron modestamente como consecuencia de que el incremento en la energía neutralizó el impacto de un mayor aumento de los precios de los alimentos. También la inflación de base finalmente volvió a terreno positivo luego de permanecer tres meses en cero”, subrayó Arijit Dutta de Moody’s Analytics. En cifras anualizadas, el índice de precios al consumo subió 1,1 por ciento en relación a noviembre de 2009. Excluyendo alimentación y energía, que pueden ser muy volátiles de un mes a otro, la llamada inflación de base subió sólo 0,1 por ciento, como se esperaba, luego de ser nula durante tres meses. Arijit Dutta considera que los datos sugieren una más gradual tendencia inflacionaria que lo anticipado unos meses atrás, antes de que la reactivación se desacelerara, pero se espera que los precios se incrementen en los próximos meses y se acerquen a una banda más normal, entre 2,5 y 3,0 por ciento hacia 2012. Las cifras confirman que la inflación se mantiene netamente por debajo del nivel deseado por la FED de estabilidad de precios a largo plazo. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido