‘Modo férreo es necesario para descongestionar a Bogotá’

El gobierno analiza la posibilidad de una alianza público privada para la implementación del sistema férreo denominado Metro Ligero Regional Urbano. Según el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, esta iniciativa ofrecería una alternativa para los trabajadores que residen fuera de la capital.

Hay que recordar que el proyecto del Metro costaría unos 15 billones de pesos.

Archivo particular

Hay que recordar que el proyecto del Metro costaría unos 15 billones de pesos.

Finanzas
POR:
marzo 10 de 2015 - 11:36 p.m.
2015-03-10

El sistema férreo se compone de dos líneas: la primera entre Facatativáy la Estación de la Sábana (calle 13 con 17, en Bogotá) y la segunda entre la Estación de la Sabana y Soacha.

Para la realización del proyecto se requieren 5,4 billones de pesos, con un aporte del 80 por ciento en privados y un 20 por ciento en recursos públicos (1,3 billones de pesos que provendrían en un 70 por ciento de la Nación y un 30 por ciento del departamento).

“Si logramos el Conpes este año por los recursos correspondientes a la Nación, estaríamos en capacidad de comenzar la segunda línea, teniendo en cuenta que el departamento cuenta con los dineros disponibles”, afirma el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz.

“Este resulta ser una alternativa beneficiosa para el Gobierno, en la medida que transporta con una menor inversión (10 por ciento de recursos) el 40 por ciento de los pasajeros que movería con la primera línea el Metro de Bogotá”, sostiene Cruz. Hay que recordar que el proyecto del Metro costaría unos 15 billones de pesos.

En ese mismo sentido se expresa el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, quien afirma que los trenes ligeros de Cundinamarca tienen un costo muy inferior que el metro de Bogotá. “Mientras los trenes no superan los tres billones de pesos y movilizan mucha más gente, el metro pasa de los 15 billones de pesos", subraya Andrade. El ejecutivo aclara queel proyecto de trenes ligeros beneficia a tres zonas de la ciudad y enlaza a la capital del país con municipios como Soacha, Funza, Madrid, Mosquera y Facatativá.

De ponerse en marcha el plan este año, las dos líneas deberán estar listas en 36 meses. Se calcula que el tren manejará velocidades entre 60 y 110 kilómetros por hora.

Por cada año, este sistema moverá alrededor de 160 millones de pasajeros y el tiempo de viaje entre Bogotáy Facatativá será de 46 minutos. “Estamos hablando de un proyecto que cambiarála cara de Bogotá y de Cundinamarca, pero que además mejorará notablemente la calidad de vida de los ciudadanos”, afirma el gobernador Cruz.

“Esta iniciativa pondrá a la región al nivel de otros países, como es el caso de Argentina, donde los trenes de cercanías cumplen un papel fundamental para la reorganización del territorio y la descongestión de la ciudad capital”, agrega el mandatario.

Al respecto, la presidenta de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Diana Espinosa, sostiene que este sistema férreo es un ejemplo de cómo el sector privado juega un papel estratégico en el desarrollo de grandes proyectos que no tienen capacidad de financiación desde el Estado.

“Generar condiciones para que la empresa privada realice inversiones que complementen el papel del Gobierno Nacional en los retos de infraestructura es la mejor alternativa que tiene el país”, afirma Espinosa.

De hecho, agrega la ejecutiva, ese debe ser el camino para otros macroproyectos que el país reclama con urgencia en materia de vías hacia las regiones de frontera, puertos y navegabilidad de los ríos.

“Lo que hay que hacer es mejorar los tiempos de otorgamiento de permisos, licencias y demás trámites que se vuelven engorrosos y representan costos adicionales para las firmas contratistas”, recalca la presidenta del gremio de los ingenieros en Colombia.

En palabras de Javier Díaz Molina, presidente del gremio de los exportadores, Analdex, todas las alternativas de transporte que se sumen a las opciones tradicionales constituyen un incremento de la competitividad de la región.

“El Sistema debióquedar listo hace mucho tiempo, lo mismo que el metro. Hoy el hecho es que se tiene que sacar adelante lo antes posible porque el país no da espera a seguir estudiando diseños de iniciativas que la gente reclama”, afirma el presidente de Analdex.

De acuerdo con Hernando Ruiz López, presidente de la Asociación Nacional de Institutos Financieros de Fomento y Desarrollo Territorial (Asoinfis),el caso de Cundinamarca es un buen ejemplo de cómo se puede lograr la articulación entre las regiones y la Nación para sacar proyectos adelante. “Ahíes clave la participación del Distrito (Bogotá) para que este proyecto no quede desarticulado con el Metro. Son complementarios los sistemas de transporte y el beneficio se ve en la medida que el usuario puede utilizar todas las alternativas con un mismo tiquete”, sostiene.

Hoy el proyecto se encuentra en fase de análisis y de aprobación del Conpes. Se calcula que en el primer semestre del 2015 se le daría viabilidad y que una vez se garanticen los recursos, por parte de todos los actores involucrados, se comenzarían las obras a finales de este mismo año.

La puesta en marcha del sistema se tardará unos tres años, si no se presentan dificultades asociadas con los trámites y las licencias. “Debemos garantizar desde todas las instancias que en caso de cualquier obstáculo se le déceleridad con soluciones puntuales y eficientes. Es importante la regulación, pero también la ejecución rápida de los proyectos.

ASÍ SERÁ EL PROYECTO

-      Soacha. La tarifa de esta línea seráde 1.993 pesos. Se proyectan 18 estaciones a lo largo de igual número de kilómetros y partirádesde la calle 13 con calle 17 hacia Bosa y Soacha. Un viaje de 39 minutos.

-      Facatativá. La tarifa de esta línea seráde 2.435 pesos. Se proyectan 19 estaciones distribuidas a lo largo de 45 kilómetros, que conectarán Fontibón, Mosquera, Madrid y Facatativá. Serían 23 trenes con capacidad cada uno para 447 pasajeros (114 sentados y 326 parados). Es un trayecto de 46 minutos.