Fiesta de US$20 millones por nuevo hotel en Dubai; tiene el más grande parque acuático de todo Oriente Medio

Tendrá una fiesta que costará US$20 millones, a la que asistirán más de 2.000 ilustres invitados del mundo entero, entre ellos el actor Robert De Niro y la presentadora de televisión Oprah Winfrey.

POR:
noviembre 19 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-19

Descrita por la prensa local como 'la fiesta del decenio', la inauguración del nuevo hotel en la isla artificial en forma de palmera del emirato también prevé un espectáculo de fuegos artificiales, anunciado como "siete veces mayor que el de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín".

"Hemos construido algo extraordinario y hay que decírselo al mundo", expresó Sol Kerzner, el magnate surafricano de la hostelería, constructor del nuevo hotel y organizador de la fiesta, en la que se gastará 20 millones de dólares.

El hotel, bautizado 'Atlantis, The Palm', es un establecimiento de gran lujo construido en colaboración con la empresa de Dubai Najeel con un costo de 1.500 millones de dólares.

Najeel es un constructor inmobiliario controlado por el emirato y en el pasado ya realizó algunos de los proyectos más grandiosos de Dubai, como las tres islas artificiales en forma de palmera.

Kerzner, de 73 años, hizo su fortuna en los años 70 y 80 construyendo en Suráfrica hoteles y casinos, entre ellos la famosa Sun City, en el territorio de las reservas negras a las que el régimen del apartheid concedió una falsa autonomía.

Su nuevo hotel demuestra la preferencia por los proyectos faraónicos del empresario judío, gusto compartido por las autoridades musulmanas del emirato.

El Atlantis, The Palm tiene 1.539 habitaciones y está formado por dos torres de color rosáceo unidas por un puente que acoge una suite, que por noche cuesta 35.000 dólares.

Además, el hotel tiene el mayor parque acuático de Oriente Medio y un gigantesco acuario de 11 millones de litros de agua y 65.000 peces, entre ellos un cetáceo.

Su único punto negro: que se ideó en una época en la que nadie
pudo prever la actual crisis económica y financiera.

"No sabemos cuánto necesitará la economía mundial para volver a despegar, pero soy optimista sobre el futuro del hotel", declaró Kerzner, al precisar que el establecimiento ha sido concebido a medio y largo plazo.

Kerzner ya se ha visto afectado por la crisis, pues recientemente tuvo que despedir a 800 empleados de su complejo turístico Atlantis Paradise Island Resort en las islas Bahamas debido a la drástica disminución de los turistas estadounidenses.  

Siga bajando para encontrar más contenido