Filigrana, un fondo que va tras electrificadoras

Las empresas que ofrezcan productos y servicios para los sectores de menores ingresos serán el objetivo del nuevo fondo de inversión Filigrana, el cual fue conformado por los antiguos socios del operador de televisión Cablecentro.

POR:
noviembre 29 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-29

Como la empresa fue vendida al mexicano Carlos Slim, sus propietarios cuentan con recursos para iniciar nuevos negocios y el primero consiste justamente en el fondo. Jaime Alberto Rincón, presidente de Filigrana, explicó que les interesan las empresas de servicios domiciliarios y tecnología, pues son los dos sectores que más conocen tras la experiencia de Cablecentro. Así mismo, le apuestan a la población de menores ingresos, pues todos los estudios muestran que es clave para tener éxito en los países emergentes, que como Colombia, tienen un alto porcentaje de pobreza. Filigrana va a arrancar con un capital de 350 millones de dólares. Ya invirtió en una de las empresas que se creó como filial de Cablecentro y aspira ahora a entrar como postulante para adquirir las cinco electrificadoras que vende el Gobierno. También le interesan las empresas de agua y está buscando un socio para participar en la licitación del tercer canal. La compañía en que ya invirtió Filigrana se llama PC Smart, un fabricante de computadores, que compite con los clones y que tiene como meta empezar a exportar, así como producir otros electrodomésticos, como los celulares. Rincón agregó que el fondo no va a estar solo enfocado en inyectar capital a las empresas que incluya en su portafolio, sino que además realizó una alianza con la Corporación Unificada Nacional (CUN) para capacitar técnicos en las áreas que requieren sus inversiones. Pese a que los fondos de inversión aún no se han popularizado en Colombia, Filigrana se sumará a otros tres que ya están operando: Tribeca Partners, Seaf (que está basando acá, pero invierte en toda la región Andina) y Laefm, el cual está especializado en el sector petrolero. Según Rincón, pese a que en el país no hay cultura de inversión de riesgo, el crecimiento económico está motivando que quienes tienen capital se animen a hacerlo.

Siga bajando para encontrar más contenido