Finagro inició programa de microcrédito para el sector rural

Estos tendrán los mismos intereses del mercado y garantías del Fondo Agropecuario (FAG).

Con la línea de microcrédito podrán financiarse actividades no agropecuarias, como el turismo y la producción de artesanías.

Archivo EL TIEMPO

Con la línea de microcrédito podrán financiarse actividades no agropecuarias, como el turismo y la producción de artesanías.

Finanzas
POR:
agosto 18 de 2014 - 11:38 p.m.
2014-08-18

El Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) fortaleció su línea de microcrédito rural con diferentes medidas que tienen como objetivo promover intensivamente el acceso a este en los sectores rurales del país.
“Así, la línea incluye temas innovadores en los créditos ofrecidos por las entidades financieras reguladas y no reguladas”, dijo la entidad financiera.
Un ejemplo –explicó– es que los créditos otorgados bajo esta línea serán para financiar cualquier actividad microempresarial desarrollada en el sector rural.
“Es decir, no se va a concentrar únicamente en el financiamiento de los productores agropecuarios, sino también en actividades desarrolladas en el sector rural que no tienen acceso al financiamiento”, dijo la entidad.
La línea de microcrédito rural contará con un plazo máximo de dos años, tasa de interés con los límites establecidos por la Superintendencia Financiera y montos máximos de 25 salarios mínimos mensuales vigentes.
Otra de las decisiones tomadas por la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario (CNCA) es la aprobación del otorgamiento de garantías hasta del 50 por ciento por parte del Fondo Agropecuario de Garantías (FAG) para el respaldo de las operaciones de microcrédito rural otorgadas en condiciones Finagro.
Esta decisión busca incentivar a los intermediarios financieros para que coloquen crédito de forma más activa en el sector rural, incrementando el acceso de los productores.
De igual forma, se está promoviendo la participación del sistema financiero tradicional en actividades de microcrédito rural, acorde a parámetros de rentabilidad y riesgo.
Adicionalmente, en la llamada Ley de Reactivación Agropecuaria se aprobó la creación de un fondo de microfinanzas rurales, que será administrado por Finagro.
Dicho fondo permitirá que Finagro pueda financiar entidades microfinancieras no reguladas, pero que cuentan con una presencia muy activa en el sector rural y tengan el conocimiento de la tecnología empleada para hacer este tipo de transacciones.
“Este es un momento clave para incentivar el microcrédito rural, dado que las instituciones están volcando sus ojos al sector rural, entendiendo el inmenso mercado potencial que existe”, concluyó la entidad financiera.