‘A finales del 2014, España se recuperará de la crisis’

Fernando Casado, director del Consejo Empresarial para la Competitividad en España, entidad creada en el 2011, tras la crisis económica de ese país, afirma que lo peor ya pasó y que los indicadores de exportaciones, inversión extranjera y empleo se normalizan de manera sostenible.

El economista español Fernando Casado

Archivo Particular

El economista español Fernando Casado

POR:
mayo 21 de 2013 - 11:44 p.m.
2013-05-21

El economista español Fernando Casado dirige el Consejo Empresarial para la Competitividad en su país, y estuvo en Colombia presentando el informe ‘España, un país de Oportunidades’.

Esta entidad está conformada por los 15 presidentes de las multinacionales españolas más destacadas, y se fundó en el 2011 como respuesta a la crisis económica que desde el 2008 afecta a ese país.

En entrevista con Portafolio habló de cómo se ha liderado la estrategia para mitigar el impacto de dicha coyuntura.

¿La crisis económica y financiera que hoy atraviesa su país tomó por sorpresa a las empresas españolas?

No fue una sorpresa, desde el 2008, con el escándalo de Lehman Brothers, se veía una coyuntura de mercado complicada, y a partir de ese momento las multinacionales españolas empezaron reestructuraciones en su desarrollo, en lo laboral y hacia los mercados exteriores.

¿Cómo reaccionó la industria ante los indicadores negativos?

Fue difícil, porque la tasa de la financiación se elevó por encima de otros países y competidores, y entonces fue necesario restructurar la manera de conseguir recursos.

Las empresas que forman parte del Consejo buscaron financiación en todo el mundo, y ahora deben pagar intereses más altos, y en su momento tuvieron que vender parte de sus activos.

El desempleo es uno de los principales problemas en España hoy, ¿qué hacen las empresas para contrarrestarlo?

Ya han hecho los recortes que han sido necesarios y lo asumen con preocupación, porque tener el 26 por ciento en desocupación es alarmante. Nuestro país tiene una estructra laboral específica, y la tasa de desempleo siempre ha sido del orden del 8 por ciento.

Por eso colaboramos con el Gobierno para desarrollar políticas para reactivarlo.

Calculamos que al final del 2014 se recuperará el indicador, lo importante es que preveemos, junto al Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) y la Comunidad Europea (CE) que en ese año España tendrá un PIB positivo, del 0,8 por ciento, y ese avance permitirá disminuir desempleo.

La innovación es la clave de las empresas para competir, ¿cómo se logra en medio de la crisis?

Se ha desarrollado de forma importante, y hoy podemos tener índices positivos en activos y conocimiento, gracias a la reinversión y orientación de las empresas en tecnología del conocimiento.

Por eso, las exportaciones han crecido y pasamos de un déficit comercial del 10 por ciento a un superávit de 1 por ciento.

Tenemos acuerdos con el Ministerio de Economía para la internacionalización, becas, programas de formación de pequeñas y medianas empresas, conocimiento de mercados, y así tratamos de repotenciar las empresas de nuestro país.

Nuestro mercado era la Unión Europea, el 50 por ciento de las exportaciones; ahora, África es el 31 por ciento: América Latina el 15 por ciento, Asia; el 12 por ciento, y logramos un superávit de 8 millones de euros.

¿Cuál ha sido el principal problema en medio de la búsqueda de soluciones?

Absorber o asumir esta crisis y la reducción de empleo, por lo que el Gobierno ha hecho una reforma laboral agresiva, y tenemos que seguir en esa línea que ha cambiado la cultura del marco laboral existente.

Deseamos profundizar en esa reforma laboral, porque reajusta la estructura de gastos.

En medio de la crisis, ¿les preocupa la ‘fuga de talentos’?

No, porque los que se van adquieren experiencia. Entre las personas que salieron y las que regresaron solo hay una diferencia de 3.000.

Es decir, a medida que la economía siga creciendo, van a volver; además, se están yendo a filiales españolas en el exterior.

¿Es difícil atraer inversión extranjera en esta coyuntura?

Al comienzo sí, pero a partir del año pasado la tónica cambió y estamos en el interés de los inversionistas. España es objetivo de inversión. La IED era de 26.000 millones euros antes de la crisis y ahora es de 25.000 millones.

La estrategia del Consejo

El director del Consejo Empresarial para la Competitividad fue invitado al país por Telefónica, una de las empresas que lo conforman.

Entre otras, están el Banco Santander, el BBVA, Inditex (Zara) y El Corte Inglés. Los 15 presidentes de cada compañía se reúnen mensualmente para elaborar documentos y propuestas para fomentar la competitividad y retomar la confianza de los mercados internacionales. Gracias a este trabajo, las empresas han reaccionado bien y se han adaptado para competir en el exterior.

jaivia@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido