La financiación del campo también se frenó durante el primer semestre

La expectativa del agro se refleja directamente en la evolución del crédito para el sector.(VER GRAFICOS)

POR:
agosto 11 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-11

Según las cifras del Ministerio de Agricultura, mientras en los últimos años se registraron crecimientos promedio de alrededor del 25 por ciento anual, en el primer semestre del 2006 los desembolsos de las líneas Finagro crecieron apenas el 0,7 por ciento. Las cifras indican que entre el 2003 y el 2005, el crédito rural prácticamente se duplicó. Pero en el presente año las cosas cambiaron radicalmente. Al igual que el área sembrada, la financiación agropecuaria también se frenó. En el primer semestre del 2004 Finagro desembolsó, a través de los intermediarios financieron, 836.000 millones de pesos, en tanto que en el 2005 estos recursos ascendieron a 984.000 millones de pesos, lo que equivale a un crecimiento del 17,8 por ciento. En contraste, entre enero y junio del presente año los desembolsos se ubicaron en 990.828 millones de pesos, es decir, una mínima variación frente al mismo período del año anterior. La situación se vuelve preocupante en el caso del crédito asociativo, uno de los programas bandera del Gobierno. Mientras en el primer semestre del 2004 se desembolsaron recursos por 137.000 millones, en igual período del año pasado se colocaron por esta modalidad 173.000 millones, es decir, 26 por ciento más. Sin embargo, estas cifras cambiaron radicalmente en el primer semestre del 2006. De acuerdo con el Ministerio de Agricultura, entre enero y junio pasados se desembolsaron 60.604 millones de pesos, es decir, la tercera parte de lo registrado en igual lapso del año pasado. Durante los últimos años se destacó el crédito para cultivos de tardío rendimiento, los cuales han sido impulsados por el Gobierno mediante la exención de impuestos para plantaciones nuevas. También fueron significativos los incrementos en las líneas de inversión, producción y sostenimiento. En el caso del capital de trabajo, el freno se inició el año pasado, al registrar un descenso del 23 por ciento debido a la reducción en los créditos para cartera de inventarios y costos directos. En el 2005 también se notó un menor ritmo en los préstamos para cultivos de ciclo corto, debido a que algunos de ellos comenzaron a reducir el área desde el año pasado. Coincidiendo con los problemas de comercialización de cosechas registrados el año pasado, el crédito de Finagro para esta actividad presentó una caída del 26 por ciento el año pasado. Los problemas del crédito rural se evidencian en el incremento de las obligaciones reestructuradas, las cuales se increentaron el año pasado 609 por ciento, al pasar de 20.955 millones en el 2004 a 154.794 millones de pesos el año pasado. Sin embargo, esta situación ha sido menos intensa en lo que va corrido del 2006. 66 mil millones de pesos fue el monto de crédito desembolsado por Finagro en el primer semestre de 2006 en crédito asociativo, frente a 173.000 millones de igual lapso del 2005. "La situación más preocupante se presenta con el crédito asociativo, uno de los programas bandera del Gobierno, debido a la caída este año.

Siga bajando para encontrar más contenido