En la firma india Tata Sons la innovación es la clave de la competitividad de sus productos

Alan Rosling, director ejecutivo de la compañía (con 91 empresas y 350.000 empleados en todo el mundo), estuvo en el V Foro privado de la OEA, en Medellín, y contó detalles de sus actividades.

POR:
mayo 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-30

Lo primero que les dijo Rosling a los asistentes Foro fue que lo excusaran por su incapacidad de hablar en una lengua diferente a la de su natal Inglaterra, y empezó con una anécdota que resume muy bien lo que es el día a día de su empresa: la innovación.

"En Nueva Delhi, hace varios meses -comentó el directivo-, mi presidente presentó el Nano, un vehículo pequeño, para cinco personas, de muy bajo precio (algo menos de 2.500 dólares) y hubo un verdadero revuelo no solo en la India, sino en todo el mundo, porque posiblemente el Nano era una revolución, 'el símbolo del cambio'".

Y es que, explicó, en Tata Sons la innovación permanente es el secreto que le ha permitido a la firma india ser la que más se ha globalizado, abriéndose paso a punta de competitividad. La competencia, enfatizó, está basada en la innovación.

Y un ejemplo más para demostrar que allí no echan carreta: el conglomerado incursionó hace poco en el mundo de las computadoras y hoy tienen el cuarto equipo más rápido del planeta, un puesto más que decoroso en el sector.

Sin embargo, el objetivo es mucho más ambicioso que situarse detrás de otras tres compañías. El propósito es superar la competencia hasta llegar al escalón número uno.

Los cambios que se están forjando en el mundo están sustentados en cuatro pilares, de acuerdo con lo dicho por el directivo de Tata Sons: la apertura de los mercados, la tecnología que permite transportar bienes físicos, datos, voz e información en general, el comportamiento demográfico (el movimiento de personas entre países y el envejecimiento de la población en algunos de estos) y el surgimiento económico de India y China en el escenario internacional.

Nunca antes, expresó Rosling, dos economías (el Tigre y el Dragón, dijo para referirse a India y China) habían crecido tanto y por tanto tiempo con un impacto no imaginado antes sobre el resto del mundo.

Cuatro preguntas

En medio del afán por llegar a tiempo al aeropuerto José María Córdoba (Rionegro, Antioquia), Rosling respondió cuatro preguntas.

¿Cuáles son los planes de inversión de Tata en América Latina y en Colombia?

La primera prioridad es la compañía de informática Tata Consultancy Services (en Bogotá ya existe una oficina). En cinco años, esta firma ya ha construido una operación del orden de 6.000 empleados y hay potencial para crecer más.

Por ahora, se están mirando otras oportunidades de inversión, por ejemplo, en Tata Steel, Tata Motors y también en el área de telecomunicaciones, pero hasta no cerrar las negociaciones que puedan darse en la región, no se hace ningún anuncio.

¿Cuándo llegará el Nano a Latinoamérica?

El vehículo todavía no se está comercializando, aunque ya se anunció. Nuestra primera prioridad es satisfacer el mercado de la India. Después de que lo lancemos se explorará qué oportunidades hay y en qué otros países se lanzaría. El carro tiene unas condiciones particulares y no está pensado para venderlo en mercados como Estados Unidos y Europa.

¿Cuándo estará el Nano en las vitrinas?

En la India se lanza este año. En otros países se explorará dependiendo de la capacidad de producción y de la receptividad que haya en el mercado indio.

¿Cuáles serán las otras innovaciones de Tata para mercados populares?

La innovación no es algo que se pueda predecir, pero se hace la inversión y los esfuerzos para trabajar en ese sentido.

Siga bajando para encontrar más contenido