Más firmas petroleras se acogen a salvavidas

En el primer trimestre, dos entraron en liquidación y por lo menos una docena pidieron reorganización a la Supersociedades, que creó un ‘grupo élite’ para prevenir crisis en más compañías.

El 80% de la industria petrolera está representado en firmas que se dedican a tercerizar servicios.

Archivo Portafolio

El 80% de la industria petrolera está representado en firmas que se dedican a tercerizar servicios.

Finanzas
POR:
marzo 30 de 2015 - 12:03 p.m.
2015-03-30

La crisis de precios del crudo ya deja dos bajas entre las empresas que les prestan servicios a las compañías petroleras en el país y existen por lo menos otras doce que solicitaron entrar en reorganización en lo que va del 2014 debido a las dificultades económicas, de acuerdo con la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros, Campetrol. Este proceso consiste en buscar acuerdos de pago con los acreedores, para no avanzar hacia la disolución.

“Con el boom petrolero, entre el 2010 y el 2012 incluso, en los Llanos se dieron millonarios y esta empresa se sobreendeudó para conseguir equipos y herramientas –unos con créditos, otros con su propio capital y otros a través de leasing–. Y cuando empieza a decaer el petróleo, comienzan a incumplir con créditos programados, los empresarios empiezan a atender prioritariamente a los bancos y no a los proveedores, y desencadenan una bola de nieve”. Así explica la situación la abogada Jael Antonia Gómez, de la firma Urazán & Abogados Asociados, que representa a Otranspel y Epersotec en la reorganización que les acaba de admitir la Superintendencia de Sociedades.

La profesional además indicó que la situación va más allá de lo planteado por Campetrol, pues su propio balance de empresas del sector que han pedido que las declaren insolventes llega a 20. Los registros hallados por Portafolio en la Supersociedades muestran que ya fue aprobada la reorganización de Perfotec SAS, Sismografía y Petróleos de Colombia SAS, Compañía Distribuidora de Combustibles SAS, Venseca y GPC Drilling SAS. En liquidación están Perforaciones Sísmicas B&V SAS, y Sismografía y Petróleos de Colombia. Según el presidente de Campetrol, Rubén Darío Lizarralde, el diagnóstico puede ser peor, debido a que no todas las liquidaciones y reestructuraciones van a la Suerpsociedades y a que en las regiones habría muchos buscando esa misma salida.

Fuera de eso, una encuesta realizada hace dos semanas en este gremio arrojó que se han perdido 10.000 puestos de trabajo, con el agravante de que solo contestaron 60 de las 196 firmas afiliadas.

Por esto, Lizarralde calcula que la cifra real podría ser del doble. “No todas han solicitado permisos al Ministerio de Trabajo, porque muchas veces a una empresa la contratan por obra y si termina, no hay más trabajo. No se puede decir que se despidió gente, pero tampoco hay contratación”, explicó.

HAY CARTERA MILLONARIA Y RETRASOS 

La encuesta también mostró que la exploración ha bajado en un 70 por ciento y existe la percepción de que la producción se reducirá de 15 a 20 por ciento. Francisco Lloreda, presidente del gremio de operadoras petroleras (ACP), indicó que la sísmica ha caído un 96 por ciento y la perforación de pozos 70 por ciento, lo cual hace prever un panorama más crítico a futuro.

Lloreda aseguró que entre las 51 agremiadas en ACP (productoras y transportadoras de combustible) no hay reportes de nadie que esté pensando en renegociar deudas o cerrar. Tampoco, de posibles fusiones o ventas. Sin embargo, las respuestas del 30 por ciento de los encuestados por Campetrol revelan que aquellas les adeudaban cerca de 300 millones de dólares, lo cual agrava la crisis de falta de contratos. Adicionalmente, hay retrasos “importantes” en el pago de cartera y muchas petroleras están pidiendo descuentos del 5 y 10 por ciento –algunas incluso del 40%–al negociar con sus proveedores. “Hemos recibido quejas de nuestros afiliados desesperados por situaciones aparentemente muy complejas, pero les da miedo hablar por temor a que no los vuelvan a contratar”, dijo Lizarralde.

La coyuntura resulta aun más complicada si se tiene en cuenta que los bancos no les están otorgando dinero apalancado en facturas.

La situación, que ha desembocado en la llegada de un número de peticiones ostensiblemente superior al acostumbrado para un mismo sector por posible insolvencia, logró alarmar al superintendente de Sociedades, Francisco Reyes, quien se ha reunido con Campetrol y la ACP en busca de alternativas para que menos firmas sucumban, poniendo en riesgo plazas laborales.

Además, el funcionario conformó una especie de grupo élite cuyo objetivo principal es estar atento y actuar de manera proactiva antes de que las compañías ligadas al ‘oro negro’ entren en reorganización o liquidación.

EMPRESAS DE SERVICIOS PROPONEN IR EN RIESGO COMPARTIDO 

“Si no recuperamos la inversión vamos a dejar morir el negocio”. La sentencia es del presidente de Campetrol, Rubén Darío Lizarralde, quien pide salidas concertadas con el Gobierno, los bancos y la ACP.

Con este último gremio, Campetrol ha tenido en el pasado intereses encontrados, pero ahora está buscando una reunión en la que le propondrá que muchos asociados estarían dispuestos a financiar la exploración y explotación petrolera bajo un esquema de riesgo compartido.

Por lo pronto, y bajo la sospecha de que la crisis durará por lo menos varios meses en los cuales muchas pueden morir, algunas empresas en apuros ensayan alternativas para pasar el temporal.

Por ejemplo, Otranspel Ltda, que se dedica a proveer material de río a contratistas de las petroleras, buscará penetrar en el sector de construcción, según la abogada que la asesora en la reorganización, Jael Antonia Gómez.

La otra clienta de Urazán & Abogados Asociados, Epersotec, que se dedica a exploración de campos mineros, intentará encontrar clientes en países como Perú, Chile, Bolivia y Panamá, a la par que seguirá participando en licitaciones nacionales.

Campetrol está de acuerdo con estas salidas y dice que podría entrar a apoyar el fortalecimiento de otras firmas con capital de trabajo. “Si trabajamos en equipo y nos tratamos bien, estamos dispuestos a ayudar”, dice el presidente del gremio de empresas de servicios petroleros.

Néstor Alonso López
Redacción Portafolio