El FMI augura recuperación regional

Bogotá/EFE. Latinoamérica regresará a la senda del crecimiento antes que las economías más avanzadas, entre otros motivos porque sus sistemas financieros afrontan la crisis global “desde una posición sólida”, según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) difundido ayer.

POR:
mayo 07 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-07

De acuerdo al documento Perspectivas económicas regionales: Hemisferio Occidental, en el que se prevé una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) mundial del 1,5 por ciento en el 2009, el impacto de la crisis será menor en Latinoamérica y el Caribe y “la recuperación más rápida”. “Por primera vez -según el organismo-, muchos países de la región han podido responder a la crisis externa con políticas activas para impulsar la producción y el empleo y proteger a los más vulnerables”. La nota sobresaliente es para la banca: “seis meses después del desplome de Lehman Brothers, ningún sistema bancario latinoamericano ha registrado crisis”, señala el FMI y agrega “el impacto directo de la falta de liquidez en los mercados financieros internacionales es relativamente pequeño”. En cuanto a factores macroeconómicos, toda la región “ha sufrido pérdidas en la demanda externa, y muchos (países) en términos de intercambio al desplomarse los precios de las materias primas”, que afectaron especialmente al petróleo, aluminio y cobre, señala el informe del FMI. Los precios de las materias primas de la región caerán en el 2009 más del 33 por ciento respecto a 2008 y se recuperarán “tan solo un 3 por ciento en el 2010”, advierte el organismo. En cuanto a las remesas, “también se han venido comprimiendo” y el FMI considera, de acuerdo a los pronósticos del Banco Mundial, que éstas retrocederán en toda la región un 4 por ciento, aunque en un escenario más pesimista llegaría al 7 por ciento. Solo en México se desplomarán un 10 por ciento, explicó el organismo. Sobre visitantes del extranjero Las consecuencias en turismo ya se han sentido en el Caribe, donde “tras un leve aumento en el primer semestre del 2008, se estima que la llegada de viajeros cayó casi un 5 por ciento en la segunda parte del año”. Para el 2009, el FMI prevé “que los ingresos por turismo disminuirán de manera considerable, ocasionando también una caída importante en el sector de la construcción vinculada a esa actividad”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido