FMI ve al mundo más hostil para economía de Colombia

Ciertos efectos que menciona el Fondo, como caída en exportaciones o menos inversión extranjera, ya se ven.

Christine Lagarde  / Directora del FMI

Archivo Portafolio.co

Christine Lagarde / Directora del FMI

POR:
julio 13 de 2013 - 02:30 a.m.
2013-07-13

En los últimos dos años, cuatro de seis riesgos en el contexto internacional, que pueden afectar a Colombia, se han incrementado; uno se mantiene y solo uno se ha reducido.

Así lo dice el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el informe de su equipo sobre la renovación de la línea de crédito flexible (LCF), divulgado esta semana.

Frente al 2011, cuando se había hecho una prórroga anterior a la LCF, ahora son más altos los riesgos relacionados con el contexto internacional macroeconómico; el monetario y financiero; con la aversión al riesgo, y con mercados emergentes. En cambio, la intensidad de los riesgos de crédito no varían, y disminuyen los riesgos de liquidez.

Los riesgos relacionados con mercados emergentes, aversión al riesgo y políticas monetarias pueden llevar a la salida de capitales. Según el Fondo, “un aumento prolongado en la aversión global al riesgo incrementaría la prima de riesgo para Colombia, impactaría la confianza de los inversionistas y reduciría la financiación tanto para el sector privado como el público”.

De hecho, la posibilidad de que Estados Unidos baje el ritmo de emisión de dólares (aunque no todavía, como aclaró su banca central esta semana) ya hizo que salieran capitales de países emergentes como Colombia y que las acciones colombianas y los bonos de su Gobierno se hayan venido desvalorizando.

Entre tanto, el aumento del riesgo macroeconómico, ante, por ejemplo, la falta de soluciones de fondo en la crisis de la zona del euro, se puede manifestar en que se acentúe la debilidad en el mundo, hecho que parece confirmarse el martes de esta misma semana, cuando justamente el FMI recortó sus proyecciones de crecimiento global para este año, por el efecto de una previsión menor de crecimiento para gigantes emergentes como China y Brasil, pero también para Estados Unidos.

En esa desaceleración tiene un papel significativo la aplicación de una política fiscal contractiva en los EE. UU. por los desacuerdos del Gobierno y el Congreso, que siguen sin una solución definitiva, aunque por ahora lucen ocultos por otros acontecimientos recientes.

Para el FMI, la desaceleración del crecimiento global –que el martes fue revisada a la baja y estimada en 3,1% para 2013 y 3,8% para 2014– “reduciría la demanda de exportaciones colombianas”.

Así mismo, un menor crecimiento, concentrado en economías emergentes como China, podría sentirse en una caída de los precios del petróleo (por ahora evitada por la crisis de Egipto).

Ahora hay pues mayor vulnerabilidad frente a una posible caída de los precios del petróleo, que “impactaría adversamente sus ingresos por exportaciones (las exportaciones de materias primas son el 70 por ciento del total) y los flujos de inversión extranjera directa (destinados principalmente a petróleo y metales)”.

De hecho, ya el Banco de la República ha contabilizado en su balanza cambiaria una caída de 6,2 por ciento en la inversión extranjera directa recibida por el país, en el primer semestre del año.

Siga bajando para encontrar más contenido