Fondos bursátiles, otra alternativa a la hora de invertir

Pese a lo poco que se conoce de esta alternativa para entrar en el mercado, los expertos la recomiendan como una de las que deja mejores ganancias

inversion

inversion

inversion

Finanzas
POR:
Portafolio
octubre 08 de 2016 - 01:22 p.m.
2016-10-08

A pesar de sus dos décadas en el mercado, los fondos bursátiles, también conocidos como fondos ETF (Exchange Trade Funds), siguen siendo un misterio para muchos inversionistas. Según Heather Pelant, directora de Inversiones Personales en BlackRock, empresa líder en administración de inversiones, esta nueva forma de participación en el mercado es un área en la cual no se suele profundizar debido a la falta de conocimiento al respecto.

Los ETF, que son utilizados a diario por millones de personas en el mundo, son fondos que reúnen valores seleccionados como bonos o acciones. Los inversionistas pueden comprar y vender a lo largo del día al precio que determine el mercado, el cual generalmente está en línea con el precio colectivo de las acciones o bonos subyacentes del fondo bursátil.

¿Qué motiva a aquellos que los usan?

Para la mayoría de los inversionistas comprar y vender valores individuales, 10 acciones aquí o 50 acciones allá, puede resultar complicado y caro. Al negociar un ETF se está, en esencia, negociando un paquete de valores en la misma transacción.

Además, puesto que éste normalmente se basa en un índice, comprar un fondo de estos le da a una cartera exposición ante una gran cantidad de compañías en lugar de tener que elegir valores individuales; en otras palabras, se le da instantáneamente acceso al inversor a una cartera diversificada en una sola operación.

Por otro lado, un ETF es más simple y más barato. No solo tienden a tener menores gastos anuales que los fondos mutuos administrados activamente, sino que usualmente presentan más ventajas fiscales. Esto significa que el inversor podrá quedarse con una mayor parte de lo que gana.

De acuerdo con BlackRock, los ETF deberían ser una opción en el portafolio de cada inversionista. Aunque en ocasiones elegirlo puede ser un reto, la recomendación de la multinacional es mantenerse centrado en unas áreas clave y tener en cuenta lo siguiente:

Tener metas claras: ¿Se va a realizar una inversión a corto o a largo plazo? ¿Se necesita crear un núcleo de inversiones amplias o se quiere exposiciones específicas?

Conocer el suministrador del fondo: ¿Es una empresa reconocida en la administración de los ETF? ¿Conoce bien a sus mercados e industrias?

Examinar los costos totales: Considerar las tarifas de administración del fondo, las comisiones, las distribuciones de plusvalías y la rentabilidad del seguimiento del índice.

En la actualidad existe un fondo bursátil disponible para prácticamente cada necesidad de inversión, desde mercados amplios hasta países, industrias y sectores individuales”, complementa Heather. “No obstante “los ETF son solo una de las herramientas a considerar en un plan de inversión. Nuestra mayor recomendación es conocer otros instrumentos y diversificar los portafolios”.