Fondos cuestionan reforma pensional del Gobierno

El debate tuvo un movido arranque en el Congreso de Asofondos. Mintrabajo niega que la reforma sea fiscalista. La radicación aún tendrá que esperar.

Ayer, durante la jornada del congreso de Asofondos.

Alberto Mario Suárez D / Portafolio

Ayer, durante la jornada del congreso de Asofondos.

Finanzas
POR:
abril 12 de 2013 - 12:11 a.m.
2013-04-12

Sin haber sido radicada en el Congreso, y cuando solo ha trascendido a la opinión lo que EL TIEMPO ha publicado con base en el articulado que este diario conoció, el debate sobre la reforma pensional tuvo ayer su primer round.

En el VI Congreso de la Federación Internacional de Fondos de Pensiones Fiap-Asofondos, los fondos privados de pensiones (AFP) hicieron un fuerte cuestionamiento de la iniciativa, e incluso que pondría en riesgo la cobertura.

Alcides Vargas, presidente de la junta directiva de Asofondos (gremio de las administradoras de fondos de pensiones y cesantías, AFP), inauguró el Congreso del sector con la afirmación de que la reforma es “asistencialista y fiscalista y no social”.

Asistencialista porque no ataca la causa de la muy baja cobertura, que es la informalidad; y fiscalista, porque traslada los aportes de los trabajadores sobre un salario mínimo a Colpensiones.

De inmediato, el ministro del Trabajo, Rafael Pardo, negó que fuera fiscalista, señaló que no hay nada por debajo de la mesa y subrayó que sí ha habido discusión sobre el tema.

Vargas pidió a las autoridades fortalecer el Régimen de Prima Media (RPM, que administra Colpensiones) sin afectar el de Ahorro Individual (Rais, administrado por las AFP).

Así mismo, que Colombia siga por el “camino correcto” iniciado hace 20 años con la reforma que dio vida al Rais y que no se reversen dos décadas de avances.

Al responder a Vargas, el ministro Pardo enfatizó en que “no tenemos cartas escondidas ni vamos a darle sorpresas a nadie, y la discusión está abierta”.

El funcionario hizo una presentación de la iniciativa durante unos 40 minutos, en la que reiteró el mensaje de las últimas semanas sin avanzar en aspectos concretos y detallados.

Así mismo, dijo que la radicación del proyecto deberá esperar mientras se alcanzan los consensos que la misma Asofondos reclama.

Tal vez el punto novedoso de su intervención se relaciona con la necesidad de crear mecanismos de revisión periódica del sistema y no esperar que haya una crisis para hacer ese trabajo.

Por su parte, el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, dijo que a las AFP les preocupa que una reforma pensional que no conocen afecte el Régimen de Ahorro Individual (Rais), porque puede reducir la cobertura, que ya es muy baja.

Con base en informaciones periodísticas, principalmente de este diario, aseguró que hay un retroceso cuando se fija una edad mínima de pensión en el Rais de 57 años para las mujeres y 62, para los hombres.

Para los fondos, la propuesta golpea las expectativas de los afiliados a las AFP que pueden pensionarse a cualquier edad si tienen los ahorros suficientes para una mesada mínima.

Según el presidente de una AFP, que prefirió el anonimato, cada mes sus afiliados radican 400 solicitudes de pensión, de las cuales, 150 corresponden a pensión anticipada por edad. Con la iniciativa oficial desaparece de un tajo ese derecho consagrado desde 1993 con la Ley 100.

Vargas, también presidente de la AFP Colfondos, manifestó que las líneas de la propuesta del Gobierno “pueden ser vistas como una cuasiestatificación del sistema pensional, muy en línea con la de otro país latinoamericano”, en clara referencia a la decisión, hace varios años, de Argentina, que nacionalizó el sistema pensional.

La propuesta del Gobierno, entre otros puntos, establece un sistema de dos pilares, al primero de los cuales se aportará por el primer salario mínimo con las reglas del RPM y lo que exceda de este al otro pilar, regido por la normatividad del Rais.

Diez millones de trabajadores que decidieron estar en el Rais, dijo Vargas, serían trasladados al RPM. “A nadie debe imponérsele donde debe estar”, señaló.

COINCIDENCIA EN LOS PRINCIPIOS

Alcides Vargas, presidente de la junta de Asofondos, dijo que comparten el diagnóstico del Gobierno y los objetivos de la reforma, que es la ampliación de la cobertura, el combate a la desigualdad y la sostenibilidad financiera del sistema.

El economista chileno Sebastián Edwards, profesor de la Universidad de California (Estados Unidos), agregó que como están planteados los dos pilares se presentaría una aglomeración de extremos (en un lado un grupo de trabajadores de salario mínimo y en el otro, los que ganen más de esta cuantía), lo cual es ineficiente e insostenible.

Dudas sobre cómo se asume la inequidad

Tanto Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, como Alcides Vargas, presidente de la junta directiva de ese gremio, cuestionaron la propuesta del ministro del trabajo, Rafael Pardo, de otorgar subsidios a pensionados con más de un salario mínimo, los cuales, según Vargas, deben focalizarse solo en aquellos cuya mesada sea equivalente al mínimo.

Si uno de los objetivos de la reforma es combatir la gran inequidad que impera en el RPM, que otorga los subsidios más grandes a quienes tienen las mesadas más altas, el planteamiento ministerial no marcha en la dirección correcta, según Vargas.

Tanto Vargas como Montenegro insistieron en la necesidad de continuar el análisis, diálogo y construcción del proyecto de reforma en un escenario en el que participen los trabajadores, los empresarios, el Congreso, los académicos, estudiantes, ocupados del campo, entre otros actores de la sociedad, sin afanes pero sí con un trabajo constante.

EL ARRANQUE DEL DEBATE

LOS FONDOS PRIVADOS

Las AFP consideran que con esta iniciativa, si es que así se radica en el Congreso y es aprobada por este, se irán de sus arcas, en un periodo de cinco años, 40 billones de pesos hacia las cuentas oficiales que corresponden a las cotizaciones de los trabajadores por un salario mínimo, lo que no dudan en calificar de “peligroso”.

MINTRABAJO

El ministro del Trabajo, Rafael Pardo, por su parte, salió en defensa de su iniciativa de reforma al sistema de pensiones, de la cual dijo que no es “fiscalista, porque no es para conseguir recursos ni busca nacionalizarlo, ni que salgan recursos de un régimen a otro, pero sí fortalecer el régimen de prima media”.

HAY O NO DISCUSIÓN

FONDOS PRIVADOS

El presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, dijo que una reforma pensional tiene que estar precedida de rigurosos estudios técnicos en los que participen variados puntos de vista, como sucedió en Chile en el 2008, en donde la Comisión Marcel alimentó la discusión y toma de decisiones en su Congreso. Montenegro pidió que el Gobierno revele sus estudios.

MINTRABAJO

Para el ministro Rafael Pardo, la iniciativa sí ha tenido discusión en la Comisión de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, donde tienen asiento el Gobierno, los trabajadores y los empresarios, discusión que sigue en este momento buscando consensos antes de llevarla al Congreso.

Jorge Correa C.

Enviado especial de EL TIEMPO

Cartagena.