Formas de recomponer una relación en crisis

Formas de recomponer una relación en crisis

POR:
mayo 02 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-02

Adriana no puso límites desde el comienzo a su pareja y, con el paso del tiempo, permitió que a su vida llegaran la agresión física, verbal y sicológica. La infelicidad marcó su cotidianidad a tal punto que no pudo soportar el miedo que le generaba el hombre con el que convivía, pues no se comunicaban, no se toleraban y el respeto era asunto del pasado.

Con una demanda de divorcio en trámite, decidió dejar a su pareja y buscó refugio en la casa de sus padres, a la cual llegó con sus maletas y dos hijos.

Después de seis meses, el juzgado de familia citó a Adriana y a su esposo a conciliar. Allí acordaron darse una nueva oportunidad, pero amarrada a tres acuerdos esenciales: respeto entre sí, apoyo mutuo en el hogar y terapia de pareja.

Casi al año de estar separados volvieron a vivir juntos y un profesional les sugirió, antes de iniciar terapia de pareja, buscar asesoría individual con profesionales expertos en sus respectivos problemas. Están en este proceso.

Las terapias de pareja pueden abrir cuatro caminos: permanecer juntos, acompañados de la asesoría del profesional y con reglas claras de convivencia; terapia mixta (de forma simultánea terapia de pareja y terapia individual); distanciarse temporalmente y en este tiempo cada uno ingresa a terapia individual, suspendiendo su vínculo afectivo (es buena cuando hay dudas), y separarse definitivamente.

El terapeuta no puede intervenir en la definición del vínculo: les muestra a cada uno aspectos clave que estén afectando la relación para que así definan lo que desean hacer y el profesional sepa qué camino tomar. La seudo-separación (se separan y vuelven varias veces o se distancian pero siguen siendo pareja), indica la sicóloga Rojas, no es conveniente. Tampoco el deje así: dejar el vínculo tal como está.

Siga bajando para encontrar más contenido