Fórmula para reducir el déficit fiscal estructural y para poder aplicar políticas anticíclicas, propone Anif

En su informe semanal dice que eso sólo es posible "solo si superamos la 'pereza fiscal' y ganamos eficiencia en el gasto (...) que tanta falta hacen en estos años 2007-2009".

POR:
mayo 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-23

La Asociacion Nacional de Instituciones Financieras (Anif), señala que si bien las recientes modificaciones al régimen de transferencias van en la dirección correcta en materia de distribución de los recursos, el problema de la descentralización al parecer es la excesiva dependencia de las transferencias de la Nación.

"Paradójicamente, mientras más transferencias de la Nación (como porcentaje de los ingresos de los territorios), menos descentralización fiscal. Esta dependencia ha venido ascendiendo en años recientes y se espera que la relación Sistema General de Participaciones/ingresos territoriales se eleve desde el 44 por ciento en 2005, hasta 47 por ciento en 2008", dice Anif en su informe.

Pero el organismo dice que los entes territoriales pueden ganar mayor independencia tributaria. La alternativa sería lograr una gestión más eficiente en las bases tributarias, por ejemplo de los impuestos de rodamiento, predial e industria y comercio, para el caso de los municipios, y del impuesto al consumo de los cigarrillos, los licores y apuestas, por el lado de los departamentos.

El impuesto que mayor gestión fiscal tiene en el orden territorial es el predial.

"Si bien Colombia sale bien librado a nivel regional, recaudando cerca del 1 por ciento del PIB, la verdad es que el estándar en los países desarrollados bordea el 2 por ciento del PIB. El problema en Colombia es que el recaudo está altamente concentrado en Bogotá, mientras que los municipios intermedios y pequeños enfrentan la doble amenaza de la falta de gestión en sus sistemas de valoración y la renuencia de sus propios concejos", señala.

Anif concluye que la descentralización en el país se ha hecho a un gran costo fiscal y una baja productividad en la aplicación de recursos y el mensaje que deja es que la "elevada coparticipación tributaria induce 'pereza fiscal' y proclividad al gasto operativo territorial. Ello a su turno obliga al Gobierno central a intentar un blindaje disponiendo 'rentas atadas' pero eso drena  la independencia administrativa".

Siga bajando para encontrar más contenido