Si fracasa Ronda de Doha, países deberán replantear efectividad del sistema multilateral de toma de decisión

Así lo afirmó Mercedes Aráoz, ministra de Comercio de Perú, y dijo que si no son capaces de encontrar acuerdo en algo tan concreto como el comercio, no podrán solucionar otros temas más fundamentales.

POR:
julio 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-23

La jefe de esa cartera se mostró preocupada por la posibilidad de que la Ronda de Doha, que se negocia desde hace siete años, fracase totalmente si los países implicados no se ponen de acuerdo esta semana, en que una treintena de ministros están reunidos en Ginebra, en la sede de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para intentar desbloquear las negociaciones.

Aráoz cree que todos los países deben hacer un esfuerzo, aunque dejó claro que los desarrollados son más responsables que el resto. "Los responsables son los ricos, pero los pequeños, y nosotros lo somos, serán los que más padezcan el fracaso de la Ronda". Por ello considera que "todo el mundo tiene que ceder para que todo el mundo gane".

En relación a la oferta de Estados Unidos, que ofreció recortar a 15.000 millones de dólares anuales sus subsidios agrícolas, Aráoz considera que es una primera señal. "Pero nos gustaría que fuera más profundo, que el corte estuviera más cercano a la realidad, al borde inferior de los 13.000 millones", agregó la Ministra.

De ida y vuelta

En contrapartida, Aráoz entiende la posición de los ricos que quieren que a cambio de los recortes en subsidios, los países emergentes abran más sus plazas industriales.

"Nosotros nos situamos en el punto medio, entendemos que los pobres debemos proteger nuestros mercados pero también es claro que los emergentes tienen que dar una señal de mayor apertura y eso sí lo vemos en los dos lados", explicó. "Sería bueno que los emergentes bajaran su propuesta de arancel industrial al menos en las puntas", agregó.

Aráoz explicó que en esta posición de punto medio se sitúan Chile  y Hong Kong, y están intentando consolidar y atraer a otros.

Al mismo tiempo, Aráoz también entiende que la Unión Europea pida una cláusula de anticoncentración que evite que sectores enteros de productos industriales queden exentos de cortes de aranceles gracias a las flexibilidades que se incluirían en el acuerdo.

Sin embargo, la Ministra está en contra de la posible obligación de los sectoriales que liberalizaría totalmente un sector.

Recordó que uno de los temas que más preocupan a Perú es la propiedad intelectual y la protección de la biodiversidad, por lo que luchará para que el eventual acuerdo recoja la necesidad de regular el sistema de patentes.

El tema de las salvaguardas

Otro de los puntos en que Perú es contrario a la posición del G-33(que agrupa a emergentes importadores netos) grupo al que en teoría pertenece, es el mecanismo de salvaguardas especiales, que permite subir los aranceles automáticamente si los precios o las importaciones suben de forma abrupta.

"Nosotros no estamos en contra del mecanismo, pero sí de que los disparadores sean tan bajos, porque eso al final va a ser contraproducente para el comercio sur-sur", especificó Aráoz.

Pero dejó claro que "lo que sí tiene que desaparecer son las salvaguardas especiales para los desarrollados".

Ver Más / Crece tensión por aprobación del acuerdo

Siga bajando para encontrar más contenido