Así fracasó negociación del ajuste en el mínimo

Empresarios no se movieron del 3% ofrecido. Gobierno decretará el aumento.

POR:
diciembre 16 de 2010 - 02:10 a.m.
2010-12-16

Nadie se atreve a pronunciar la palabra fracaso, aunque las tres partes que intervienen en la negociación del salario mínimo saben que la probabilidad de acordar el reajuste para el 2011 es prácticamente inexistente.
Las propuestas de incremento de la remuneración básica de los empresarios y trabajadores quedaron muy distanciadas: 3 y 7 por ciento, respectivamente, que equivalen a 15.450 y 36.050 pesos.


Ayer en la mañana, los miembros de la Comisión de Concertación Salarial y de Políticas Laborales, en la que participan voceros de los empleadores, de los trabajadores y del Gobierno, se levantaron de la mesa sin que sus posiciones hubieran avanzado, literalmente, ni un centavo.


La reunión, que duró más de una hora y en la que se repartieron almojábanas y café con leche, tuvo momentos tensos, aunque pasajeros, y en la cual los voceros de los gremios ratificaron la posición expresada el día anterior por el presidente del Consejo Gremial y de la Andi, Luis Carlos Villegas: aumento de 3 por ciento, con lo cual el mínimo quedaría en 530.450 pesos. Hoy, es de 515.000 pesos.


Los trabajadores, alentados por las declaraciones del viernes del presidente de Fenalco, Guillermo Botero, de que la oferta empresarial no era inamovible, llegaron ayer al Ministerio de la Protección Social con optimismo, pues pensaban que si reducían sus aspiraciones, como lo iban a hacer, y los empleadores mejoraban la suya la concertación no iba a ser difícil.


La verdad, como quedó demostrado en esta sexta cita de la Comisión, era que los sindicalistas estaban pensando con el deseo y que no existía posibilidad de concertar el aumento salarial después de cuatro años de rompimiento de las negociaciones.


Al ratificarse la propuesta del 3 por ciento, quedó en evidencia que hubo algún momento en que los empresarios no tuvieron una posición monolítica y no compartieron la postura de Botero, aunque ayer el vicepresidente de Asobancaria, Daniel Castellanos, dijo que la posición del Consejo Gremial era unánime.


William Millán, secretario adjunto de la CGT, criticó la intransigencia de los empleadores, lamentó el resultado de la reunión y cuestionó la que llamó participación pasiva del ministro Mauricio Santa María, al que le reclamó por no haber sido proactivo en este proceso. La CUT se retiró el viernes de la negociación.


La petición sindical se basa en la necesidad de mejorar los ingresos laborales, reactivar el consumo interno y estimular la creación de empleo.
Castellanos retomó lo dicho por Villegas: la inflación estimada para este y el 2011 estará por debajo de 3 por ciento; hay graves problemas con la tasa de cambio, y la productividad de la economía cayó 0,4 por ciento en el 2010, elementos que, dijo, hacen muy difícil ofrecer un aumento superior a 3 por ciento.


Lo que sigue es una formalidad: empleadores y sindicalistas tienen que explicarle a Santa María sus posturas y si después de analizarlas lo considera pertinente convocaría a una nueva cita en un último intento de concertación, lo que el mismo funcionario piensa que es muy difícil.


Sólo un hecho excepcional, como dijo Villegas, llevaría a cambiar la realidad: que la concertación fracasó por quinto año consecutivo. Unilateralmente, el Gobierno decretará el aumento.

 

Apenas tres acuerdos en últimos 10 años

En los últimos 10 años, solo en tres oportunidades se ha logrado concertar el aumento del salario mínimo. La última vez fue en el 2005 para la remuneración que rigió en el 2006.


Ese acuerdo se alcanzó, como lo dijeron las partes en su momento, por el clima de optimismo y el crecimiento de la economía y la productividad. El reajuste estuvo dos puntos por encima de la inflación del 2005.


Las tres partes de la Comisión coincidieron en que se había hecho un gran esfuerzo para alcanzar el acuerdo, pues al comienzo de la negociación las cifras estaban muy distantes.

Siga bajando para encontrar más contenido