Freno a los abusos contra los deudores de la banca

Los abusos que comenten entidades financieras o empresas de cobranza contra los deudores morosos de crédito deberán llegar a su fin.

POR:
septiembre 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-26

Para ello, la Superintendencia Financiera expidió un marco regulatorio para las actividades de cobranza prejudicial que adelanten directamente las instituciones crediticias o compañías contratadas por ellas para esa tarea. Las nuevas normas están consagradas en la Circular Externa 048 del 25 de septiembre y en ella se imparten instrucciones precisas para evitar abusos contra los deudores del sistema financiero que entren en mora en el pago de sus obligaciones. La normatividad establece que cuando haya operaciones de transferencia de cartera, las instituciones crediticias deberán incluir en los contratos de préstamo una cláusula que señale que el cesionario de la misma deberá observar las pautas de cobro establecidas por la Superfinanciera. Quienes adelanten cobros prejudiciales de crédito deberán dar buen trato y demostrar respeto al deudor y adelantar la gestión en horarios adecuados. “La entidad vigilada o el tercero autorizado por esta podrá, de manera excepcional, intentar ubicarlo en horarios extraordinarios. En todo caso, se deberá dejar constancia documentada de la gestión que se adelantó en horarios adecuados”, informó el organismo de control. Las entidades que adelanten los cobros prejudiciales no podrán presionar los pagos, poniendo en conocimiento de terceros que no son parte de la relación crediticia la situación del deudor. Tampoco podrán realizar la tarea a través de los llamados ‘chepitos’ ni fijar avisos en zonas públicas donde se informe la condición del mismo. Tampoco podrán enviar comunicaciones a terceros que tengan relaciones comerciales con el deudor, informando su situación crediticia. Las entidades financieras no podrán exigir pagos automáticos por concepto de gastos de cobranza, es decir, por el simple hecho de incurrir en mora o sin mediar gestión alguna tendiente a procurar el recaudo efectivo de la obligación. La nueva norma también establece que al momento del cobro, al deudor moroso le debe informar el monto de la obligación, el saldo pendiente por cancelar, la tasa de interés corriente y de mora, las fechas de vencimiento y de pago, los días de retraso, así como datos de contacto de los funcionarios o terceros autorizados. 048 Es el número de la resolu- ción de la Superfinanciera que fija un marco regulatorio de cobranzas. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido