Frustración laboral en el país, de las más bajas en el mundo

William E. Werhane, director global de la división de Gestión de Clima Organizacional en Hay Group, resalta el buen trabajo que están haciendo las empresas con presencia local fidelizando a sus empleados.

William E. Werhane, director global de Hay Group de la división de  Gestión de Clima Organizacional.

Diego Santacruz/Portafolio

William E. Werhane, director global de Hay Group de la división de Gestión de Clima Organizacional.

POR:
mayo 09 de 2013 - 11:48 p.m.
2013-05-09

Para William E. Werhane, director global de la división de Gestión de Clima Organizacional en la consultora Hay Group, la fidelización de los empleados es la llave maestra para el desarrollo de una economía, ya que, al nivel micro, son los empleados quienes hacen posible que una empresa tenga éxito.

En cuanto a Colombia, el experto resalta que el país registra uno de los niveles de frustración laboral más bajos del mundo, lo cual da buenas perspectivas respecto al futuro que tendrán tanto el país como sus compañías.

¿Cuáles son las últimas tendencias en fidelización de empleados?

Estamos viendo dos cosas: una es que si mira a las compañías promedio, la gente es menos fiel ahora que hace unos años.

Sin embargo, si mira compañías de alto desempeño, encontrará que los puntajes de fidelización han aumentado; entonces esas empresas que han tenido un desempeño financiero exitoso también están invirtiendo en incrementar la fidelidad de sus empleados.

¿Hay una relación entre el desempeño de una compañía y la fidelización de los trabajadores?

Una de las cosas que los investigadores académicos encontraron es que la fidelidad viene antes del desempeño financiero y que es a través de empleados fidelizados que las organizaciones pueden tener niveles sostenidos de desarrollo.

¿Cuál es el rol del salario en este contexto?

La compensación en términos de pago es importante, pero no decisiva para los empleados. Las compañías más admiradas del mundo pagan, en promedio, 5 por ciento menos en salario base que las demás, entonces hay claras señales de que hay otras cosas que se proveen además del pago básico, pero, ¿cuáles son?

Ellos incentivan el desempeño y esta cantidad es mayor a la del salario básico. También encontramos que buscan otro tipo de oportunidades para la compensación como el reconocimiento y oportunidades de desarrollo profesional.

¿Por qué los empleados son menos fieles ahora?

Como ciertos factores económicos han resultado en una disminución del desempeño en algunas compañías, estas recortaron componentes clave en recursos: no están actualizando las herramientas y el equipo que los empleados deben usar, entonces es más difícil que hagan su trabajo.

Ese tipo de cosas construye burbujas de frustración y aunque tienen personas motivadas, estas no tienen las herramientas, los equipos y los recursos que necesitan; por esta razón se frustran, y eso baja los niveles de fidelidad y hace que dejen la organización.

Los empleados de alto desempeño tienden a frustrarse antes que los demás porque buscan hacer cosas nuevas y diferentes, y se encuentran limitantes mucho antes que los demás.

En tiempos de crisis económica muchas empresas recortan las actividades de fidelización, ¿por qué deberían seguir invirtiendo en esto?

Lo que nuestras investigaciones muestran es que la fidelización representa una diferencia significativa en el desempeño individual, de los equipos y las organizaciones.

Si mira a las compañías que tienen los niveles más altos de fidelización y las que tienen los indicadores más bajos, encontrará que en un periodo de 5 años las tasas de crecimiento de las empresas top son 4,5 veces mayores que las demás organizaciones.

Entender qué es fidelizar y aplicarlo en una empresa va a dejar altos niveles de crecimiento en las ganancias. En Colombia encontramos que en los últimos años el PIB ha crecido tremendamente, pero también vemos altos niveles de compromiso, lo que impacta el desempeño individual, de las organizaciones y el país.

Ahora que menciona a Colombia, ¿cómo ve a las compañías locales?

Los mercados latinoamericanos son muy diferentes entre sí, aunque algunos son muy similares en términos de crecimiento y tienen altos márgenes de fidelización; hay otros como, por ejemplo, Brasil o Argentina, donde los puntajes son más bajos y vemos desaceleración de las economías.

Lo que vemos es que, en el top de los 45 países que monitoreamos, Colombia tiene uno de los niveles de frustración más bajos del mundo, lo que para mí es algo de lo que deberían enorgullecerse.

¿Qué cree que deberíamos mejorar?

Hay tres áreas en las que las empresas deberían trabajar: claridad, porque los líderes deben ser claros en lo que los individuos pueden hacer para lograr sus metas; lo segundo tiene que ver con los recursos que se proveen, ya que es necesario que la gente tenga las herramientas necesarias para hacer su trabajo y ser exitosa; lo tercero es la libertad dentro de un marco, los empleados saben qué pueden hacer para marcar la diferencia y qué hacer para marcarla, y si les dice claramente qué espera de ellos, les da los recursos que necesitan y están motivados para hacer su trabajo, va rumbo al éxito.

¿Quién debería ser el responsable de este tema en una compañía?

Es una responsabilidad compartida. Los gerentes locales juegan un papel muy importante en este tema; la primera línea de liderazgo también, porque debe definir las expectativas en las que los gerentes deberían enfocarse.

Además, también hay un componente individual de cada empleado para hacer cosas, como aprovechar las oportunidades que se le presentan. Adicionalmente, está el departamento de recursos humanos, que tiene el rol de apoyar estas actividades.

¿Qué recomendaría en el caso de las pequeñas empresas?

Depende de cuán pequeña, si tiene cerca de 50 personas se trata de tener un diálogo y una discusión abierta acerca de estos componentes. A medida que hay más empleados, es más complejo tener una conversación honesta.

Cristina Bustamante

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido