La Fundación Cina reconstruye en Haití

En medio de la tragedia que aún vive Haití luego del terremoto ocurrido en la isla el 12 de enero del 2010, la Fundación Cina adelanta un programa de responsabilidad social para reconstruir un colegio tradicional de la capital haitiana.

POR:
mayo 02 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-02

María Camila Villegas, directora de la entidad, habló con Portafolio sobre este proyecto. ¿Qué están haciendo desde Argos? A través de su empresa en Haití, la Fundación Cina adelanta programas sociales en ese país; actualmente estamos trabajando con mucha fuerza en la reconstrucción de un colegio en Puerto Principe. De hecho, definimos esta institución porque es patrimonio del país y quedó completamente destruida tras el terremoto reciente. Esta iniciativa se adelanta mediante una alianza entre el BID, la fundación Pies Descalzos y, desde luego, la Fundación Cina, que representa los esfuerzos de Argos. ¿Cuál ha sido la inversión en esta iniciativa? Se han invertido hasta el momento unos 400.000 dólares, de los cuales aportamos 200.000, otra entidad dedicada al sector de la construcción pone los planos, y la Fundación Pies Descalzos y el BID los demás recursos. ¿Con qué tiempos trabajan? En los próximos días estaremos comenzando la reconstrucción. Ya pusimos la primera piedra. Hay que tener en cuenta que nuestro trabajo depende mucho de las licencias, permisos y los trámites ante el Estado. Yo creo que a finales de este año ya tendremos listo todo. ¿De dónde nace el interés de trabajar con Haití? Se debe principalmente a que nosotros tenemos una presencia como empresa muy importante en ese país, y siempre que nos establecemos en algún lado hacemos obras sociales; esta política hace parte de nuestros programas de responsabilidad social. A lo anterior se suma el hecho de la tragedia que vivió Haití por cuenta del terremoto. Todos tenemos de alguna manera un compromiso con esa población que sufre por cuenta de la devastación. ¿Se vienen otras iniciativas en ese país? En Haití también venimos trabajando desde hace rato un programa de reconstrucción de viviendas de nuestros colaboradores que se vieron afectados por el terremoto; de hecho, vamos a entregar las primeras viviendas de 146 en total, muy pronto. Además, llevamos a cabo una iniciativa para brindar suministro de agua potable a los habitantes del área de influencia de nuestra planta de producción. A lo anterior se suma la capacitación adelantada a maestros y los útiles escolares entregados a miles de niños cuyas familias lo perdieron todo el año pasado. ¿Cómo va la reconstrucción general de Haití? Ha sido bastante lenta porque se necesitan voluntades políticas. Además, temas como el de las licencias se tornan lentos, a tal punto que los procesos se demoran demasiado. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido