La Fundación Siemens invierte en agua potable | Finanzas | Economía | Portafolio

La Fundación Siemens invierte en agua potable

La compañía anunció que donará 175 filtros para la purificación del líquido en comunidades apartadas de Colombia.

Nathalie von Siemens, directora de la Fundación Siemens.

Claudia Rubio

Nathalie von Siemens, directora de la Fundación Siemens.

POR:
julio 03 de 2013 - 11:43 p.m.
2013-07-03

En lo que resta de este año, la Fundación Siemens instalará 175 filtros para la purificación de agua en diversos municipios del país, los que se sumarán a los 96 que ya ha donado en lo que va corrido del 2013. Así lo anunció Nathalie von Siemens, directora general y portavoz de la junta directiva de la Siemens Stiftung, quien estuvo por estos días de visita en Colombia.

“Nuestros focos principales en Colombia son la educación y la infraestructura básica, como el agua potable, porque muchas comunidades no tienen acceso a esta, especialmente en zonas remotas, y creemos que ese es el principio de todo, es la fuente de la vida”, dijo la vocera.

Según explicó Siemens, el SkyHydrant, como se denomina el filtro, utiliza tecnología Siemens y tiene la habilidad de separar los sedimentos y bacterias del agua sin necesidad de energía. En tan solo una hora puede hacer que mil litros del preciado líquido sean aptos para el consumo humano.

Entre el 2011 y el 2012, Siemens instaló 81 de estos filtros en Colombia, los cuales impactaron a cerca de 50.000 personas.

Anualmente, la compañía invierte un promedio de 300.000 euros en Colombia (casi 750 millones de pesos), una cifra que, según sus cálculos, se multiplica por 4 gracias a las alianzas estratégicas que tiene la fundación para potencializar su impacto.

EDUCACIÓN, EL OTRO FOCO

La fundación también invierte en la educación del país mediante la implementación de programas enfocados al aprendizaje de la ciencia y la tecnología. “Entre más personas se eduquen en el campo tecnológico, entre más ingenieros tenga una nación, el país tendrá mayor valor industrial y habrá más riqueza”, señaló Siemens.

De esta manera, la fundación ha desarrollado diversos programas encaminados a fomentar el aprendizaje de los niños, valiéndose de la capacitación de los maestros para llegarles. Por ejemplo, mediante el programa Experimento 4+, basado en el principio de aprender haciendo y descubriendo, la fundación estimula que niños y jóvenes estudien de forma autónoma fenómenos naturales y aprendan a comprender situaciones técnico-científicas. Los docentes, a partir de instrucciones detalladas, pueden preparar, supervisar y realizar un seguimiento de los proyectos. A la fecha, 350 maestros han subido en el escalafón por acreditarse en estas herramientas didácticas.

Además, también tiene un programa en el que se donan cajas para el aprendizaje científico y se enseña a los maestros a aprovecharlas.

INDEPENDENCIA, COLUMNA VERTEBRAL DE LA ORGANIZACIÓN

Aunque la fundación conserva el nombre de la multinacional que marcó su origen, la directiva señaló que trabajan de manera independiente y que allí reside el éxito de su impacto. “Debemos distinguir la responsabilidad social de la compañía de la filantropía que hace la fundación. Cuando nos crearon fuimos capitalizados con 390 millones de euros y financiamos nuestros proyectos de la renta de estos activos. Somos independientes de la situación económica de la empresa”, indicó.

Siga bajando para encontrar más contenido