Furor de criptomonedas se afianza en Canadá

Este país, baluarte de estabilidad financiera con algunos de los bancos más sólidos del mundo, se ha convertido en una plataforma de lanzamiento para novedades, desde acciones de litio hasta 80 startups de marihuana y ahora mineras de criptomonedas.

Toronto (Canadá). En esa ciudad se concentran las más importantes compañías de abogados y contaduría. Buen lugar para trabajar.

Toronto, Canadá.

Archivo portafolio.co

POR:
Bloomberg
diciembre 23 de 2017 - 11:53 a.m.
2017-12-23

Cuando Hive Blockchain Technologies Ltd. trataba de aprovechar el fervor de las criptomonedas al comenzar a cotizar en bolsa, la opción obvia fue la bolsa de valores junior de Canadá. La vara para cotizar era baja. Los inversores minoristas, acostumbrados a las alzas y bajas de las acciones de centavo, estaban ansiosos por la próxima novedad.

(Lea: El bitcóin se desploma 30% este viernes)

Para ayudar a garantizar un debut espectacular, Hive pagó a promotores en línea cerca de 750.000 dólares más opciones para pregonar las bondades de la acción. "Nuestra mejor sugerencia de acción para los libros de historia", dijo efusivamente Daniel Ameduri, presidente de Future Money Trends LLC, a quien se le pagó para recomendar a Hive. "Las presentaciones trimestrales de Hive podrían terminar siendo grandes eventos, muy parecidos a cuando Apple revela sus ventas trimestrales de iPhone", indicó.

(Lea: Europa tiene intenciones de regular el bitcóin)

Todo fue muy exitoso. El valor de Hive, firma minera de criptomonedas que tiene sede en Vancouver y cuenta con el respaldado minero independiente de Frank Giustra, se triplicó con creces en su primer día de negociaciones y se dispararía hasta un 2.157%. La compañía alcanzó un valor de mercado de 1.900 millones de dólares canadienses (1.500 millones de dólares americanos) el mes pasado, convirtiéndose en una de las compañías más grandes relacionadas con la cadena de bloques del mundo.

Canadá, baluarte de estabilidad financiera con algunos de los bancos más sólidos del mundo, se ha convertido en una plataforma de lanzamiento para la próxima novedad: desde acciones de litio hasta 80 startups de marihuana y ahora mineras de criptomonedas.

Las sencillas reglas de cotización en las bolsas junior del país han provocado el surgimiento de algunos ganadores iniciales como Hive y han generado rápidos millonarios a medida que las acciones se disparan.

ACCIONES VOLÁTILES

Sin embargo, también pueden abrir la puerta a la promoción descarada de acciones, la divulgación turbia de información y una volatilidad espectacular. Liberty One Lithium Corp., acción de un penique con sede en Vancouver que aprovecha la demanda de los inversionistas por el litio utilizado en las baterías de automóviles eléctricos, se disparó en octubre gracias en parte a la promoción pagada.

Las promociones de acciones de Liberty y otros condujeron a un endurecimiento de la normativa por parte del OTC Markets Group, la bolsa de Estados Unidos donde se negocia Liberty One. No fue posible contactar a Liberty One para recabar sus comentarios; el valor de su acción se ha reducido en casi dos tercios desde su máximo de octubre.

En octubre, West High Yield (WHY) Resources Ltd., una pequeña firma de exploración de magnesio en Calgary, subió casi un 1.000% un día después de que dijo que vendió un activo minero por 750 millones, o 46 veces el valor de la compañía. El acuerdo fracasó y las acciones se desplomaron cuando se levantó una suspensión de las operaciones de cinco semanas, eliminando 194 millones de dólares canadienses en valor para los accionistas.

"Al final, hay mucho margen para posibles problemas", dice Douglas Cumming, profesor de finanzas en la Universidad de York de Toronto, quien ha estudiado las bolsas de Canadá. La regla general, dice, es que la vara baja con cada salto de la Bolsa de Valores de Nueva York al Nasdaq a la Bolsa de Valores de Toronto. "Y luego realmente cae al pasar a la Bolsa de Riesgo de Toronto" afirmó.

OPERACIÓN PRIVADA


Si bien Hive ha sido un éxito entre los inversionistas, la promoción pagada de la empresa, si bien es legal, no fue divulgada completamente por la compañía y los promotores. Y solo unos días antes de que Hive comenzara a hacerse de una compañía de papel que empezó a cotizarse en junio, millones de acciones en la firma de papel cambiaron de manos sin que se revelara el precio, como exigen las normas de valores. Hive dice que fue una operación privada que involucró a una compañía predecesora y que cumple con todos los requisitos de divulgación.

Dos características hacen que Canadá sea óptimo para estos repentinos auges y caídas: requisitos sencillos para cotizar y cientos de empresas "zombie" que ya están en la bolsa dando acceso al mercado a través de adquisiciones inversas y otros atajos furtivos para cotizar.

"No es que nuestros estándares de cotización sean más bajos, sino que están diseñados para aquellas compañías que aún se encuentran en esa etapa de riesgo y que están creciendo", dijo Brady Fletcher, quien dirige la Bolsa de Riesgo de Toronto.


*Bloomberg.

Siga bajando para encontrar más contenido