La galopante industria del acero de China pierde velocidad

La galopante industria del acero de China pierde velocidad

POR:
noviembre 27 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-27

La industria del acero de China, que durante el auge de los últimos años se ha convertido en la más grande del mundo, se enfrenta ahora a un largo y frío invierno.

La demanda está disminuyendo tanto en el mercado doméstico como en el internacional. Las exportaciones de acero de China, que se expandían a un ritmo extraordinario de 60% al año, ahora están cayendo. Las exportaciones cada vez más débiles de electrodomésticos y maquinaria han reducido la demanda de acero, como lo hizo el colapso del mercado inmobiliario chino, que causó marcados descensos en la construcción.

La desaceleración actual es la más abrupta y profunda que ha experimentado la industria del acero en China en por lo menos una década. Entre tanto, su producción cayó 17% en octubre. Algunos ejecutivos no creen que las épocas de auge vayan a regresar.

"Creemos que la era de las grandes ganancias en el sector del acero ha llegado a su fin", dijo Yang Siming, presidente de la junta directiva de Nanjing Iron & Steel Group, un productor mediano con sede en la parte oriental de China.

Debido a que la industria del acero de China creció tan rápidamente en los últimos años ¿ahora es cinco veces más grande de lo que era durante la última contracción y produce más de un tercio del acero del mundo¿ la crisis se siente en toda China y alrededor de todo el mundo.

Las grandes mineras como BHP Billiton y Rio Tinto han salido muy damnificadas tras el colapso de la demanda china de mineral de hierro y otros minerales que se utilizan para fabricar acero, así como los productores de carbón, material que los fabricantes de acero consumen rápidamente.

Enfrentada a una reducción de los precios y los envíos de productos clave, BHP se concentra ahora en preservar sus finanzas, y el martes la empresa abandonó su oferta para comprar Rio Tinto.

La caída de la demanda también ha obligado a los fabricantes de acero en otros países asiáticos a reducir la producción y los precios, en momentos en que reciben positivamente la más reciente decisión sobre Rio Tinto.

Nippon Steel Corp., el segundo mayor productor de acero del mundo luego de ArcelorMittal, informó que ampliará los recortes de producción a más de dos millones de toneladas métricas en su segundo semestre fiscal que termina en marzo, de un millón de toneladas, y no descartó más reducciones en el futuro.

China Steel Corp., de Taiwán, que vende hasta el 75% de su producción en el mercado doméstico, dijo que rebajará los precios domésticos del acero en el primer trimestre de 2009. Los recortes de precios serán los primeros en casi tres años, luego de 11 trimestres consecutivos de aumentos.

El presidente de la junta directiva de China Steel, Chang Chia-Juch, afirmó que la decisión de BHP Billiton de abandonar su oferta de adquisición de Rio Tinto es "muy buena para la industria del acero", ya que asegurará que se fijen los precios de forma más competitiva para materias primas como el mineral de hierro.

China Steel también anunció que prevé que la producción de 2008 sea 10% más baja que la producción del año pasado, de 10,19 millones de toneladas, y planea adelantar un cierre por mantenimiento en una de sus plantas de combustión para el primer trimestre, esencialmente reduciendo la producción otro 25% durante ese período.

En India, los precios del acero han bajado alrededor de un tercio desde julio y se han reducido a la mitad desde comienzos del año.

Las importaciones de acero, en tanto, se desaceleraron en octubre, un descenso de un tercio con respecto al mes anterior, indicaron datos del gobierno. Los analistas afirman que las importaciones aún son más baratas que el acero local, en alrededor de un 5% a un 10%, gracias a que los precios del acero chino han caído en los últimos meses.

Una reducción en la industria siderúrgica podría ayudar a cambiar el perfil de la economía de China, que se ha estado concentrando en un alto consumo de energía en los últimos años. Una industria del acero más pequeña podría significar una China más limpia y más eficiente, que represente una carga menor para los recursos del mundo.

Siga bajando para encontrar más contenido