Ganaderos venezolanos denuncian existencia de tres campamentos de Farc en ese país

La denuncia la hizo este jueves, víspera del encuentro entre los mandatarios de Colombia y Venezuela, el presidente de la venezolana Federación de Ganaderos (Fedenaga), Genaro Méndez.

POR:
julio 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-10

Méndez exigió al Gobierno de Hugo Chávez "revisar su estrategia en la frontera".

"Yo quiero alertar a las autoridades y al país de que tenemos conocimiento de la presencia en Venezuela de tres campamentos de las Farc (...) Son unos campamentos que se han constituido en el Alto Apure", frontera suroeste con Colombia, declaró Méndez en rueda de prensa.

Los guerrilleros colombianos asentados en territorio venezolano "ya están extorsionando" a los ganaderos del estado de Apure, y el gremio presentó "la denuncia (del caso) para hacérsela llegar a las autoridades", agregó Méndez.

El Gobierno de Chávez ha negado la presencia en Venezuela de campamentos de las Farc, lo que ha sido denunciado varias veces por sectores nacionales de oposición y políticos colombianos.

Méndez precisó que los campamentos de la guerrilla colombiana se encuentran en el área de "Sabana de Carmona, en las costas del río Capanaparo; otro cerca de la población llanera de Elorza, y el último, en las costas del Río Arauca".

"Nosotros sabemos que ellos están allí, están comenzando a extorsionar a la gente, están transitando por la zona. Se les ve en Elorza, hacen sus compras en Elorza. La población está sumamente preocupada, sobre todo los ganaderos, porque ya están siendo extorsionados", aseveró el líder de ese gremio.

También habló de "movimientos extraños" en el estado fronterizo de Táchira, al norte de Apure, específicamente "hacia el sector La Trampa".

En ese sitio, dijo Méndez, "han cerrado el acceso a la represa y hay indicios de que están ocurriendo movimientos extraños".

A juicio del presidente de Fedenaga, existe "una apatía" por parte de las autoridades de seguridad para atender la problemática de la frontera con Colombia, de 2.219 kilómetros, en la que campean bandas dedicadas a la extorsión, el secuestro y el tráfico de drogas.

"Creo que hay que exigir una revisión, una estrategia, ver lo qué está pasando en la frontera, y exigir una actuación por parte de los Teatros de Operaciones (castrenses) para controlar la actuación de estos grupos colombianos en Venezuela", declaró Méndez.

Siga bajando para encontrar más contenido