Ganadores y perdedores en las elecciones

Ganadores y perdedores en las elecciones

POR:
marzo 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-23

El análisis de las cifras de las elecciones parlamentarias del pasado domingo muestra varios hechos interesantes y algunos inesperados. 1. Ganó la democracia, porque hubo 13.2 millones de votantes, con un incremento del 22 por ciento, con lo cual la abstención se redujo del 60 al 55 por ciento. Pero perdió la democracia por los ríos de dinero, de mafias y del erario, que se usaron para comprar votos, y porque se perdieron 1.9 millones de votos de quienes no supieron cómo marcar el confuso tarjetón. 2. Ganó la coalición uribista (‘la U’, conservadores, Cambio Radical y el PIN), porque mantuvo la mayoría absoluta en el Congreso. Pero perdió esta coalición conservadora porque, a pesar de sus costosas campañas publicitarias, de los votos comprados y del uso tramposo de la imagen del Presidente, perdió tres senadores y bajó de 70 a 67. 3. Dentro de la alianza conservadora el gran ganador es el partido de ‘la U’, que pasó de 20 a 27 curules, mientras que todos los otros socios perdieron por los tránsfugas. Es obvio que perdió Vargas Lleras, pues Cambio Radical pasó de 15 a 9 senadores, pero también el Partido Conservador perdió un poco a pesar de su triunfalismo: junto con el Partido Alas tenían 23 curules y ahora sólo 22. El PIN ganó en el Valle, pero perdió a nivel nacional, ya que sus predecesores (Convergencia, Colombia Democrática y Colombia Viva) sumaban 12 senadores, –la mayoría en la cárcel– y el reencauchado PIN sólo 9. 4. Ganaron los partidos no uribistas –aunque siguen siendo minoría–, pasaron de 30 a 33 curules. El gran triunfador es Mockus y su Partido Verde que no tenía senadores y ahora tendrá 5; sin embargo, la pérdida de investidura de su principal elector por un contrato mal asignado le resta mucho a su imagen de transparencia. Perdió un poco el Polo al bajar de 10 a 8 senadores, y sobre todo, perdió Fajardo que por no querer juntarse con nadie ni siquiera alcanzó el umbral y se quedó sin senadores. El Partido Liberal logró mantener sus 18 curules, lo cual es un triunfo frente a todos los esfuerzos del Gobierno por debilitarlo y quitarle congresistas, y lo confirma como la principal fuerza progresista del país. 5. Con la victoria de Noemí en la consulta conservadora ganó el país, porque se evitó que un personaje nefasto y cuestionado hasta por el Gobierno norteamericano fuera candidato presidencial, y se demostró que los votos de Uribe no son endosables y que ni siquiera los apoyos descarados e ilegales del Presidente y del Gobernador del Valle fueron suficientes para torcer a la opinión pública. Mas perdió el Partido Conservador, porque el resultado fue muy apretado y confirmó una profunda división en el seno de esa colectividad que le resta posibilidades para la campaña presidencial. 6. En el Valle del Cauca ganó la corrupción, ganó el Gobernador, el PIN y ‘la U’ –y perdonen la redundancia– y perdió la democracia. Como lo denunció Rafael Pardo, en todo el departamento hubo un sospechoso aumento del 35 por ciento en el número de votantes, y de más del 55 por ciento en algunos municipios como Jamundí, Pradera, Calima, Trujillo y Yumbo. Aquí hay material para otra investigación como la de la ‘parapolítica’. La compra de votos fue desvergonzada y escandalosa. Pero contrario a lo que se ha dicho el PIN no fue el principal beneficiario; este remedo de partido sí incrementó su votación en 58 por ciento y pasó de 2 a 3 curules en la Cámara, pero ‘la U’ se llevó el premio mayor al aumentar su votación en 74 por ciento, con lo que pasó de 3 a 4 curules. De nuevo fue un cambio dentro de la coalición uribista, pues los perdedores fueron el conservatismo y Cambio Radical, que disminuyeron una curul cada uno, mientras que el Partido Liberal y el Polo mantuvieron las que tenían. MAURICIO CABRERA GALVISConsultor privado mcabrera@cabreraybedoya.com ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido