Los gatos logran lo que desean con su ronroneo, revela estudio científico británico

Investigadores de la universidad de Sussex encontraron que los felinos pueden cambiar su ronroneo habitual, añadiendo una especie de lloro gatuno para que los dueños se levanten para darles de comer.

POR:
julio 21 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-21

"Cuando se oye este ronroneo no se puede ignorarlo. Es molesto, pero no se sabe exactamente por qué", dijo Karen McComb, experta en comunicación entre mamíferos.

"Es como un lloro rodeado de una vocalización que de otra manera resulta agradable, pero que nos agota. Entra de alguna manera en nuestros sentidos predispuestos y de alguna manera, sólo para frenarlo, nos levantamos y damos de comer al gato", añadió.

McComb dijo que había descubierto lo que llama 'ronroneo de solicitud' cuando se planteó la actitud de su propio gato, Pepo, por las mañanas.

Grabó a Pepo al sentarse en su cama con la mirada fija y ronroneando de manera distintiva e insistente.

Pepo continuaba con ese ronroneo hasta que McComb se levantaba para darle de comer. Al comparar ese ronroneo con el normal, o 'ronroneo de no solicitud', McComb los vio muy diferentes. "Es un ronroneo, pero puedes escuchar como un llanto por debajo y se oye mucho", afirmó.

Para demostrar que no era solo Pepo el que hacía esto, McComb estudió a otros nueve gatos que tenían un comportamiento parecido. Las grabaciones las escucharon 50 personas más, de las cuales no todas eran propietarias de gatos, y el 80 por ciento declaró que el ronroneo de solicitud era más desagradable.

La frecuencia del ronroneo de solicitud es parecido al llanto de un bebé humano y eso es lo que McComb piensa que hace que los propietarios accedan a los deseos de sus mascotas en lugar de ignorarlos, pues afecta a su instinto de nutrición. McComb cree que los gatos aprenden este truco a lo largo de sus vidas, y más los felinos que tienen una relación de dos con sus dueños.

Dijo que los gatos tendían a usar este ronroneo en situaciones en las que había público al que captar y donde habían aprendido, puede que por casualidad, que ese ronroneo era efectivo para que les hiciesen caso o para hacer mover a las personas.

"Aprenden a exagerar el llanto del ronroneo de una manera que obtienen lo que quieren", dijo McComb.

Afirmó que puede que sus averiguaciones suenen como algo obvio para las personas que tengan un gato, pero dijo que iba a ayudar a entender más la comunicación entre especies, en la que una especie se mezcla en las percepciones sensoriales de otra.

Siga bajando para encontrar más contenido