Generación de suelos bajaría precios de finca raíz

El presidente de la Lonja de Bogotá afirma que las condiciones están dadas para que el valor de la vivienda en la ciudad siga al alza. Propone que la capital del país debe crecer de forma equilibrada, entre la expansión horizontal, y la concentrada (edificios).

Jorge Enrique Gómez / Presidente ejecutivo de la Lonja de Bogotá.

Archivo Portafolio.co

Jorge Enrique Gómez / Presidente ejecutivo de la Lonja de Bogotá.

POR:
mayo 15 de 2014 - 12:47 a.m.
2014-05-15

Jorge Enrique Gómez, presidente ejecutivo Lonja de Bogotá, explica el por qué a pesar de los altos precios de la vivienda en la ciudad no hay burbuja en el sector y que el valor de la finca raíz seguirá al alza.

Además afirma que Bogotá no está sobrepoblada y que los problemas que se presentan se deben al caos en la movilidad.

El debate continúa debido a los altos precios de la finca raíz en Bogotá. ¿Hay burbuja o no?

Consideramos que no hay burbuja inmobiliaria por razones que son diferentes a la situación que se presentó en el año 2000.

Una de esas variables es el crédito hipotecario, en esos momentos estaba desbordado, la gente se endeudaba en más del 80 por ciento del valor de la vivienda, y eso llevó a las familias a sentir restricciones en su poder adquisitivo y en la capacidad de pago, hoy el crédito hipotecario se comporta de una manera normal y la calidad de la cartera está en los mejores términos: no sobrepasa el dos por ciento.

Así mismo, las tasas de interés también superaban a las de hoy.

En la actualidad el crédito hipotecario está alrededor del 11 por ciento, que sin ser una tasa muy baja, es aceptable en el mercado.

¿Cuál es la relación entre lo que se construye y lo que se vende?

Ese es uno de los factores más importantes y que impiden que de veras estemos ‘ad portas’ de una crisis.

Y es que los constructores no inician una obra hasta no superar un punto de equilibrio en un fidecomiso, lo que quiere decir que se atiende la demanda real.

Con ese panorama, ¿quiere decir que los precios van a seguir al alza?

Con el suelo escaso y ante la demanda, naturalmente las leyes del mercado nos van a conducir a un alza de precios, que viene sucediendo en los últimos años en Bogotá.

¿Hay alguna variable que ustedes no hayan tenido encuenta para estos análisis?

Todas las variables que están jugando en el sector inmobiliario las tenemos debidamente analizadas.

Hay una que puede escaparse en algún momento dado, y es que el mayor poder adquisitivo de las familias en general, los lleve a adquirir vivienda o una oficina para rentar, lo que conlleva un peligro. Pero hoy no se presenta ese fenómeno.

¿Hay alguna posibilidad de que los precios de la finca raíz en Bogotá bajen en el corto plazo o mediano?

Sería posible en la medida en que hubiera acumulación de inventarios, y no se ve en este momento.

¿Qué habría qué hacer para que bajen los precios de la finca raíz?

Con la liberación de suelos. En la medida en que los entes gubernamentales se propongan la generación de suelo, eso indudablemente va a incidir en el valor de la tierra.

Pero mientras el suelo esté escaso, los precios tienden a seguir creciendo.

¿Cómo se genera suelo?

Ubicando zonas de la ciudad al norte y occidente y declararlas de prioridad para la construcción de vivienda.

Ahí es donde el Estado tiene que entrar a hacer trámites y negociaciones con los propietarios para adquirir los predios, ponerlos al servicio de la comunidad y permitir desarrollos urbanísticos.

Las zonas de Ciudad Verde y La Felicidad son un buen ejemplo de lo que fue generar suelo.

¿En qué zonas hay más valorización?

La valorización se está dando en todos los segmentos, desde el uno hasta el seis. Y hay un desmesurado crecimiento en algo que ya no es estrato 6, sino algo como 8 o 9.

Es un aumento de precios que no obedece a ningún parámetro económico normal. Sencillamente, hay un grupo de personas, familias o inversionistas que tienen la suficiente capacidad económica para pagar por un predio lo que les piden. Lo están pagando alrededor de 20 millones de pesos el metro cuadrado en las zonas de El Retiro y hacia la parte oriental del Nogal.

BOGOTÁ COMO ‘CIUDAD REGIÓN’

Bogotá, desde hace años tiene una visión de su expansión definiéndola como ‘ciudad región’, como casco urbano, dejó de serlo hace mucho rato. La convivencia que tiene con los municipios vecinos de Funza, Mosquera y Chía es parte de la vida cotidiana del factor urbano de Bogotá.

Hay prospectos y proyectos sobre la mesa para lograr esa consolidación de ‘ciudad región’. Desde ese punto de vista puede expandirse hacia el norte, el occidente y el mismo sur, empatando de manera geográfica y política con estos municipios sería la expansión inteligente de Bogotá.

Pedro Vargas Núñez

Subeditor Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido