George Soros criticó en Davos el plan de regulación bancaria de Obama y dijo que es muy precipitado

En su primer día de desarrollo, el Foro Económico Mundial en Suiza calentó los ánimos de los más de 1.500 asistentes por cuenta de la propuesta de establecer un control más estricto a los bancos.

POR:
enero 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-27

El célebre financiero George Soros estimó el miércoles que los proyectos del presidente estadounidense Barack Obama sobre la regulación bancaria no iban demasiado lejos, y que además son muy prematuros, ya que los  bancos aún no se han estabilizado después de la crisis. "Apoyo (el proyecto del presidente Obama) pero pienso que no va demasiado lejos", declaró a los periodistas durante el Foro Económico Mundial (WEF) en Davos.

El presidente estadounidense quiere impedir a los bancos que se expandan demasiado para evitar consecuencias dramáticas en caso de quiebras, y quiere impedirles hacer operaciones de riesgo en los mercados por cuenta propia si recogen los depósitos  del público. "Pero (el proyecto de Obama) tiene lugar demasiado pronto, ya que los bancos aún no se han estabilizado", añadió.

Por su parte, el presidente francés Nicolás Sarcozy  apoyó la medida de Obama en la apertura del Foro y dijo: "Estoy de acuerdo con el presidente Obama cuando califica de necesario disuadir a los bancos de especular por sí mismos o financiar fondos de alto riesgo".

Además de Soros, varios banqueros lanzaron su contraataque ante la ofensiva política tendiente a controlar más al sector, asegurando que limitar la talla y actividades de los bancos no es la mejor respuesta para evitar otra crisis financiera.

"No he visto evidencia que sugiera que achicar los bancos y hacerlos más pequeños sea la respuesta" para evitar una nueva crisis, dijo el presidente del banco británico Barclays, Robert Diamond Junior, en un debate sobre riesgos financieros.    

En la misma sintonía, el presidente del banco estadounidense JP Morgan Chase International, Jacob Frenkel, afirmó que "la muy profunda recesión que hemos tenido constituye un terreno fértil para decisiones políticas potencialmente malas".    

Con estas cartas sobre la mesa desde temprano, Nicolas Sarkozy tenía previsto dedicar esta tarde el discurso inaugural del Foro a la "poscrisis" y la "regulación de las finanzas mundiales", según indicaron sus servicios de comunicación.    

El jefe de Estado francés es uno de los más fervientes impulsores de un mayor control al sector financiero, una cruzada en la cual recibió la semana pasada un fuerte espaldarazo de Obama.

El Foro, que congrega cada año a la elite de la política y las finanzas, abrió este miércoles una nueva cita que preludia un fuerte pulso entre dirigentes de gobiernos y económicos por el futuro del sistema económico y financiero mundial.

Entre los políticos participantes se encuentran el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que recibirá el Premio al Estadista Global, creado por primera vez este año por el Foro, y otros tres mandatarios latinoamericanos: Felipe Calderón, de México; Álvaro Uribe, de Colombia; y Ricardo Martinelli, de Panamá.

Promover capítulo Latinoamérica, prioridad de Uribe

El mandatario participa hasta el viernes en la cumbre, que reúne algunos de los más importantes expertos y líderes mundiales sobre el tema.

Durante su estadía en Davos (Suiza), donde participará en el Foro Económico Mundial, el presidente Álvaro Uribe promoverá la presencia de líderes mundiales y empresarios en el capítulo Latinoamérica de la cumbre, que se realizará en Cartagena, en abril próximo. "Este foro lleva 40 años. Y en los días 6,7 y 8 de abril, por primera vez, se va a reunir en Cartagena", recordó Uribe.

"Vamos a promover esa asistencia de todo el Foro Económico Mundial a la ciudad de Cartagena en el mes de abril. Yo creo que tener Cartagena, tener Colombia esta sede en el mes de abril, ayuda mucho en ese proceso de construir confianza en Colombia", agregó el Jefe de Estado.

Y agregó: "El año pasado, en medio de tantas dificultades de la economía, la inversión extranjera bruta en el país está en alrededor de 9.530 millones de dólares. Y año tras año hemos venido profundizando esa confianza en Colombia. El Foro en Cartagena ayuda muchísimo en esa dirección de construir confianza en el país".

"Para ratificar esa sede, para mostrar todo nuestro compromiso con esa reunión en Cartagena, para invitar a todos los que han estado vinculado a este Foro en el mundo para que acudan a Cartagena, es nuestra presencia aquí en Suiza", puntualizó el mandatario.

Intensa agenda de Uribe en Davos

Uribe arribó a Zurich, capital de Suiza, sobre la 1:10 de la tarde (7:10 de la mañana de Colombia). Tras un breve diálogo con los medios de comunicación, se trasladó en helicóptero a Davos, ciudad en la que se desarrollará el Foro.

El mandatario comenzará su agenda en el marco de la cumbre con una cena ofrecida por Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, su esposa y los miembros de la junta de este  think tank.

Además de una serie de reuniones bilaterales con empresarios, representantes de la banca internacional, delegados y directores de organismos internacionales y Jefes de Estado y Gobierno, Uribe participará en dos conversatorios. Uno sobre inversión extranjera directa y otro sobre democracia y desarrollo en Latinoamérica. Entre las reuniones que sostendrá el Presidente destacan las de Jacob Kellenberger, presidente de la Cruz Roja; Muhammad Yunus, presidente del Banco Graneen de Bangladesh y Premio Nobel en 2006.

No se descarta que Uribe se reúna con el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton, para hablar sobre Haití. De hecho, la semana pasada Uribe habló con el ex mandatario norteamericano sobre ese tema.

Ayer el mandatario reiteró su disposición de colaborar con la reconstrucción del país caribeño, azotado hace dos semanas por un violento terremoto.

"Colombia ha estado totalmente solidaria. Los equipos que tenemos allí de rescate, los hospitales militares y de la Armada", dijo Uribe.

"Y seguimos en nuestra tesis de que se asignen responsabilidades específicas por cada país que quiera contribuir a la recuperación de Haití", agregó.

También se encontrará con el primer ministro de Bélgica, Yves Letterme; el presidente de Eslovenia, Danilo Turk; y con el presidente del Parlamento Europeo, Janek Buzek. En las próximas horas el Presidente ofrecerá en Davos una rueda de prensa. Entre la crisis y los planes de salvamento

Con el mundo saliendo apenas de la recesión, unos 2.500 participantes asisten a esta edición del Foro en medio de las habituales y fortísimas medidas de seguridad que hacen de esta pequeña localidad una ciudad sitiada y al abrigo de manifestantes antiglobalización.    

Tras la tormenta que a punto estuvo de hacer naufragar todo el sistema económico y financiero, y con las aguas más calmadas, los organizadores del Foro no han perdido la oportunidad de mostrarse ante el mundo dispuestos a ayudar a encontrar soluciones a un sistema y a unas prácticas que nunca antes habían criticado.    

"Mejorar el estado del mundo: repensar, rediseñar, reconstruir" es el lema de esta edición marcada por las diferencias entre los Gobiernos y los dirigentes financieros y económicos tras haber tenido que intervenir los primeros para salvar a bancos y empresas.    

Algunos comentaristas sugieren que los dirigentes de los mayores bancos estadounidenses aprovecharán su estancia en Davos para coordinar una postura común contra el anunciado interés del presidente de EEUU, Barack Obama, de evitar que las instituciones financieras arriesguen demasiado en sus operaciones. .

Siga bajando para encontrar más contenido