Globo dirigible, como un equipo de comunicación

Bob Jones tuvo una idea de alto vuelo para mejorar las comunicaciones mundiales: colocar aeronaves robotizadas en varios puntos estratégicos sobre la Tierra.

POR:
agosto 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-30

Los globos dirigibles representarían una alternativa frente al aspecto desagradable de las torres de telecomunicaciones en tierra y los altos costos de los satélites en el espacio. Jones, ex administrador de la Nasa, avizora una flotilla de ‘estratélites’ no tripulados que se ubicará en la atmósfera y cubrirá grandes territorios con acceso inalámbrico a comunicaciones de voz y datos de alta velocidad. Incluso, el empresario regresó recién de un viaje a Colombia y dijo que habló con funcionarios del Gobierno sobre la posibilidad de desplegar en esa nación sus ‘estratélites’ -llamados así porque llegarían a flotar en la estratosfera-. La idea de utilizar dirigibles como plataformas de comunicaciones no es nueva; fue analizada ampliamente durante el auge de las empresas de alta tecnología a finales de la década de 1990. Sin embargo no despegó entonces, y Jones es el primero en reconocer que el nuevo proyecto representa una apuesta. Los vuelos de un prototipo comenzarían pronto en esta ciudad del Desierto de Mojave, situada a una hora de Los Angeles por carretera. La construcción del modelo costaría unos 3 millones de dólares y sus dimensiones representan una quinta parte de las que tendría la aeronave en su versión comercial. Jones dice que el ensayo será crucial para el futuro de esta tecnología. “No quiero ver que ésto se caiga en el jardín trasero de alguien ni que tengamos que volverlo a colocar sobre Las Vegas”, dijo Jones, presidente de Sanswire Networks LLC, la empresa que desarrolló el ‘estratélite’. Si todo resulta conforme a lo previsto, los vuelos controlados a distancia podrían comenzar a finales de este año desde la Base Edwards de la Fuerza Aérea, cerca de Palmdale. Durante las pruebas, la aeronave flotaría a 13.500 metros de altura durante varias horas. Jones prevé que los dirigibles comerciales ascenderán a 19.500 metros y se mantendrán en alto durante 18 meses. Por ahora, el objetivo de Jones es probar cómo funcionan los componentes de la aeronave. Espera construir un vehículo comercial en los próximos años. A diferencia de la forma cilíndrica que tienen los dirigibles tradicionales, el ‘estratélite’ muestra una nariz ahusada, como la de un tiburón. El dirigible, que funciona con energía solar, transportará un radio y varios aparatos con tecnología digital. AP

Siga bajando para encontrar más contenido