Gobierno y analistas esperan cifra de desempleo de febrero

El dinamismo de la economía en el último trimestre del año pasado, para la que el Dane reportó un crecimiento anual de 2,5 por ciento, mantuvo el fenómeno de aumentos simultáneos en la ocupación, el desempleo y la informalidad.

Finanzas
POR:
marzo 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-27

El comportamiento del mercado laboral en enero no fue muy diferente al de meses previos, aunque algunos analistas se sorprendieron de que el desempleo hubiera llegado a 14,6 por ciento, el más alto en seis años para ese mes, aunque hacían la salvedad de que en los eneros la tasa de desocupación siempre es mayor a la de diciembre y noviembre, caracterizados por la dinámica propia de las festividades de la época. El desempleo, han dicho, debe reducirse en febrero. El director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Esteban Piedrahíta, estima que estará por los lados del 12 por ciento, que fue la tasa de igual mes del 2008; en el 2009 fue 12,5 por ciento. El miércoles de la semana próxima, el Dane dará a conocer lo que sucedió en el mercado de trabajo en febrero: si los desocupados bajaron de los 3’128.000 reportados para enero y si hubo aumento en los ocupados o si estos indicadores se deterioraron o si presentaron evoluciones contrarias. En el último trimestre del 2009, la informalidad ascendió a 58,3 por ciento, 0,6 puntos por encima de la del mismo periodo del 2008, lo que significa que el mayor número de ocupados está siendo absorbido, principalmente, por las actividades de rebusque, cuya productividad e ingresos son muy bajas. Los datos de enero no son nada halagüeños, pues mientras la producción industrial registró un incremento de 1,6 por ciento, el empleo tuvo una caída de 5 por ciento. En el comercio minorista, por su parte, el repunte de 8,8 por ciento estuvo acompañado de una baja de 1,7 por ciento en la ocupación sectorial. La cifra del comportamiento del empleo que será revelada la próxima semana por el Dane, será un punto de referencia clave para el debate político que vive el país, con miras a las elecciones presidenciales de mayo próximo. Los expertos aseguran que uno de los puntos que puede marcar la opinión de los votantes es el plan de empleo que presenten los aspirantes a la Presidencia. Esta opinión la comparten académicos, empresarios y analistas políticos, quienes consideran que el tema debe ocupar un lugar de privilegio en la campaña política. Aunque los candidatos han expresado sus opiniones generales al respecto, aún no han sido revelados los aspectos prácticos de la estrategia para generar nuevos puestos de trabajo en el país. ADRVEG