Gobierno argentino lanzó dos programas para incentivar producción y reservas de petróleo

Los incentivos implicarán inversiones directas por 8.570 millones de dólares, anunció este miércoles el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

Los programas Petróleo Plus y Refinación Plus, que otorgarán incentivos fiscales a las empresas que aumenten la producción de petróleo y las reservas de crudo, fueron presentados en un acto encabezado por la presidenta Cristina Kirchner en la residencia oficial de Olivos (periferia norte).

Además, el objetivo es estimular las inversiones en la construcción y ampliación de refinerías para alcanzar una mayor producción de combustibles, indicó De Vido.

"Los programas implicarán inversiones directas por 8.570 millones de dólares en el sector", reveló el funcionario y destacó que la medida fortalecerá la balanza de pagos y contribuirá a mantener el nivel del superávit fiscal.

"No hay que olvidar que todo crecimiento depende de mayor producción de crudo, de combustible", puntualizó el ministro.

Con estos programas, las empresas productoras obtendrían una mejora de entre 7 y 10 dólares por cada barril de petróleo adicional que extraigan, según cálculos privados.

Según datos de la secretaría de Energía, entre 1990 y 2007 la extracción de petróleo en Argentina experimentó un descenso del 25%, al pasar de casi 50 millones de metros cúbicos a casi 38,2 millones.

Entre enero y agosto de este año, la producción petrolera cayó 3,2% respecto a igual período de 2007, según la misma fuente.

Por otro lado, la petrolera Pan American Energy (PAE), controlada por British Petroleum y la argentina Bridas, suscribieron el miércoles con el gobierno argentino una carta de intención para la construcción de una refinería.

El emprendimiento se levantará en el sur de la Patagonia, entraría en operaciones en 2014, a partir de una inversión de 2.500 millones de dólares y tendría una capacidad de refinación de 100.000 barriles de petróleo diarios.

Argentina necesita incrementar su oferta energética para apuntalar el fuerte crecimiento económico de casi 9% anual desde 2003, tras la caída de 10,9% del Producto Interno Bruto en 2002.

Siga bajando para encontrar más contenido