Gobierno checo busca traer nuevas inversiones a Colombia

Infraestructura, turismo, educación, tecnología y ciencia son las áreas en las que la República Checa busca oportunidades de negocios.

Según ProColombia, hay oportunidades para atraer inversión checa en los sectores de servicios, tecnología y ensamble automotriz.

Archivo particular

Según ProColombia, hay oportunidades para atraer inversión checa en los sectores de servicios, tecnología y ensamble automotriz.

Finanzas
POR:
septiembre 25 de 2015 - 03:40 a.m.
2015-09-25

Cuando se habla del tratado de libre comercio con la Unión Europea, países como España, Francia, Alemania y el Reino Unido son los primeros que se cruzan por la cabeza de los inversionistas.

Pero, justo en el corazón del Viejo Continente, un país joven (creado oficialmente en 1993, con la separación de Checoslovaquia) es considerado también uno de los más estables de Europa central.

Ese país, República Checa, puso sus ojos en Colombia. En entrevista con Portafolio, Milos Sklenka, embajador para Colombia, Panamá y Costa Rica de este país, explica que su gobierno ha identificado varias áreas de cooperación binacional.

Justo ayer, el embajador acompañó a los ejecutivos de la firma Intecha, especializada en la prestación de servicios de ingeniería para la industria química, a mostrar a empresarios colombianos sus productos en materia de tratamiento de agua.

Pero la meta de la embajada, reinstalada apenas en febrero de este año, es traer inversionistas para los sectores más diversos, que van desde servicios industriales hasta ferrocarriles.

Uno de los campos más llamativos que promueve esta embajada es el de la industria de reciclaje y reutilización de llantas.

Según Sklenka, en octubre de este año la embajada presentará en el país el portafolio de tecnologías de reciclaje ecológico de llantas, que ya funciona en República Checa.

“Este es un gran problema y nosotros hemos desarrollado la tecnología para utilizar caucho reciclado en carreteras, lo que las hace más flexibles y disminuye los niveles de ruido. Al mismo tiempo se puede utilizar el polvo de las llantas para mezclarlo con las pinturas, así, cuando usted las aplica a los techos los impermeabiliza y mejora su duración”, explica.

Por otro lado, a principios del próximo año, la embajada traerá una misión comercial liderada por la Asociación de la Industria de Ferrocarriles de la República Checa, Acri (por sus siglas en inglés).

El diplomático europeo explicó que su país tiene uno de los sistemas férreos más densos, con mayor cubrimiento de Europa, y que la industria asociada a este sector va desde la fabricación de rieles, vagones, semáforos y locomotoras hasta diseño y construcción de centros de control y de manejo. En este campo se trabaja un programa de cooperación con el Ministerio de Transporte.

“También estamos trabajando con Colciencias, para traer la primera misión tecnológica checa, con el objetivo de buscar la cooperación en innovación y desarrollo, aprovechando los fondos nacionales y de la Unión Europea. Queremos ayudar a ser el puente eficiente entre las universidades, no solamente en el intercambio de los estudiantes y profesores, sino poner a las universidades a trabajar conjuntamente en los proyectos resolviendo problemas reales”, indicó.

VÍNCULOS COMERCIALES

Las ventas de Colombia a la República Checa son muy bajas (de enero a julio las ventas a ese país sumaron menos de 3 millones de dólares), sin embargo, la mayoría de los productos que se exportan son no tradicionales, según los datos de ProColombia.

De acuerdo con la agencia promotora de inversión y exportaciones, productos como las frutas exóticas, entre ellas la granadilla, la uchuva, el maracuyá y la pitahaya tienen un mercado interesante en este país.

“El mercado checo es potencialmente creciente debido al aumento del ingreso disponible. Tiene consumidores que les gusta experimentar y quieren conocer frutas con nuevos sabores”, dice Procolombia.

El embajador Sklenka coincide, pero da un argumento adicional: asegura que las características del mercado checo facilitan la entrada de nuevos productos a Europa, por eso empresas medianas y pequeñas pueden encontrar en este país un trampolín para llevar mercancías a todo el continente.

“El año pasado nuestra balanza comercial alcanzó los 99,8 millones de dólares. Continuamente, esta relación va creciendo gracias a los beneficios del TLC, pero hay que decir que el potencial de las economías, que son sumamente compatibles, da para mucho más que 100 millones de dólares”, aseguró el diplomático.

Para ProColombia, las principales oportunidades de inversión de ese país están en los sectores de BPO (tercerización de procesos), software y servicios TI, servicios financieros y ensamble automotriz.

Economía y Negocios