Gobierno chino abolió terapia de descargas electricas para eliminar supuestas adicciones a Internet

China alega que no está claro que sea seguro y efectivo en la práctica, tras las críticas recibidas por los medios locales. El precio del tratamiento alcanzaba los US$805 al mes.

POR:
julio 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-15

El anuncio del Ministerio de Salud se produce después de reportes de prensa señalando que un polémico psiquiatra en Linyi, en la provincia de Shandong, había sometido a casi 3.000 adolescentes a descargas eléctricas para eliminar su supuesta adicción a Internet.

El Gobierno chino ha llevado a cabo una campaña contra la adicción a Internet durante más de un año, preocupado por el tiempo que emplea la gente joven en los cibercafés, llamados 'bar web' en chino, que según considera afecta a sus estudios y perjudica a la vida familiar.

"La terapia de los electroshock para curar la adicción a Internet no tiene fundamento en cuanto a investigación clínica y no hay pruebas de su efectividad, por lo que no es apropiada para su aplicación clínica", decía el comunicado, publicado en la página web del Ministerio.

El país más poblado del mundo también tiene el mayor número de usuarios de Internet, unas 300 millones de personas al final del año pasado, según el Centro de Información chino de redes online.

Los problemas causados por el exceso de uso de Internet van en aumento, especialmente entre jóvenes chinos que buscan una escapatoria de las altas expectativas de sus padres. Hay más de 200 organizaciones en China que ofrecen tratamiento por desórdenes relacionados con la Red.

El creador de la 'terapia del impacto eléctrico' es el doctor Yang Yongxin, también conocido como 'tío Yang', que dirige un centro de tratamientos de adicción en el hospital mental de Linyi, según explicó el diario China Youth Daily.

Los pacientes reciben drogas psicotrópicas y son sometidos al electroshock por un precio de 5.500 yuanes (unos 805 dólares) al mes.

Bajo una estricta metodología militar y acompañados por sus padres, los jóvenes tienen prohibido el contacto con el mundo exterior, y la mayoría fueron ingresados a la fuerza, según el diario chino.

Ni Yang ni otros seis compañeros suyos en el centro tenían capacitación como psicoterapeutas.

Un mal de adolescentes

China asegura que en el país hay más de cuatro millones de
adictos a Internet, y que un 14 por ciento de los internautas
adolescentes chinos padecen este mal.

El pasado mes de mayo, el Centro de Información de Internet en
China publicó que los adolescentes del gigante asiático se pasan un promedio de 5,3 horas diarias navegando por Internet, el doble de tiempo en la red que otros grupos de edad.

El Ministerio de Salud chino añadió el pasado año la adicción a internet a la lista de "desórdenes clínicos" como el alcoholismo y
la ludopatía.

Siga bajando para encontrar más contenido