Gobierno debe impulsar más el comercio con Venezuela

Magdalena Pardo, presidenta de la Cámara Colombo Venezolana, pide relanzar el intercambio.

Magdalena Pardo, presidenta de la Cámara Colombo Venezolana

Archivo Particular

Magdalena Pardo, presidenta de la Cámara Colombo Venezolana

Finanzas
POR:
abril 12 de 2013 - 02:57 a.m.
2013-04-12

Ayer terminó en Venezuela la campaña presidencial para las elecciones de este domingo. Colombia, sin interesar mucho el nuevo presidente, debe llevar a cabo una serie de aproximaciones para recuperar el intercambio comercial con ese país, el cual no ha podido volver a los niveles del 2008.

Magdalena Pardo, presidenta de la Cámara Colombo Venezolana, afirma que el Gobierno Nacional debe ser el promotor de dicho intercambio, así como ser creativo en la búsqueda de alternativas para tratar con una economía socialista (si es que Nicolás Maduro resulta elegido).

¿Cuál es el panorama para el comercio bilateral?

Vemos que se inicia una nueva etapa. Ahora tendremos la oportunidad, nuevamente, de ver una agenda entre los dos gobiernos que tenga una periodicidad y regularidad.

Desde diciembre del 2011, los mandatarios no se han reunido y en la relación comercial esos encuentros son muy importantes para avanzar.

Esperamos que de las primeras reuniones que tenga el nuevo mandatario de Venezuela, una de ellas sea con su homólogo colombiano, y esperar que el presidente Santos invite a los empresarios a acompañarlo en esa primera reunión.

¿Afectaría mucho uno u otro presidente?

En cualquiera de los dos casos, el comercio no se vería afectado de forma negativa. Si gana Capriles, como él mismo lo ha dicho, la relación sería menos regulada.

En el caso de que gane Maduro, lo que tenemos que hacer es tener un acercamiento gobierno a gobierno para que podamos tener un mayor contacto con las instituciones públicas venezolanas, que compran el 40 por ciento de las importaciones, y es el Gobierno colombiano el que puede abrir esas puertas.

¿Se ha descuidado el comercio con Venezuela?

Hemos visto, por ejemplo, en el caso de los lácteos, que los proveedores de Venezuela son Nueva Zelanda, Chile y Uruguay, pero Colombia está en un lugar prácticamente inexistente. Lo que se exportó el año pasado fue muy poco.

Lo que nos preguntamos es por qué no le estamos vendiendo a Venezuela, cuando Colombia siempre ha sido un proveedor natural. Y eso aplica para muchos sectores.

Lo que uno ve es que, con las visitas presidenciales a Venezuela de Brasil, Argentina, Francia y China, se logran acuerdos privilegiados para proveer el mercado venezolano y es tiempo de que Colombia aplique la misma receta.

¿Cuál ha sido la razón?

No sé por qué no ha sucedido, el caso es que le hemos solicitado en reiteradas ocasiones al Gobierno que nos invite, como hacían los gobiernos anteriores. Yo creo que es el momento de reiniciar con este tipo de actos.

¿Cuál es el potencial del comercio bilateral?

Yo soy una optimista total porque creo que la complementación de las dos economías es impresionante.

Cuando el presidente Chávez hablaba, como ahora Maduro, de un intercambio de 10.000 millones de dólares, me parece factible.

¿Qué se le podría vender a Venezuela?

Le podríamos estar vendiendo acabados para la construcción, productos farmacéuticos, tecnología, hacer cadenas productivas binacionales, en este momento hay un convenio de la cámara en materia de transferir tecnología para confecciones en Venezuela.

Antes le vendíamos desde alimentos y productos manufacturados de consumo masivo hasta productos sofisticados como vehículos, y bienes de capital.

HAY QUE SER CREATIVOS

Hay que pensar en nuevas formas de intercambio con una economía como la venezolana.

Si es que sigue Maduro, entender que es una economía socialista con un comercio regulado donde cabría hacer unos intercambios compensados entre bienes.

También proponemos al Gobierno y al Banco de la República que se trabaje el intercambio Peso-Bolívar que de alguna manera se venía practicando hasta febrero del año pasado y cuya puerta cerró el Emisor, y no nos parecía una mala práctica.

MADURO Y CAPRILES CERRARON CAMPAÑAS

El chavista Nicolás Maduro y el opositor Henrique Capriles cerraron anoche ante multitudes una agria y veloz campaña presidencial para elegir el domingo en Venezuela al sucesor de Hugo Chávez.

Vestido de blanco, con la bandera tricolor de Venezuela atada al cuello, Maduro, un ex chofer de bus de 50 años, estuvo acompañado por el exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, amigo cercano de Chávez.

Capriles, abogado de 40 años, hizo el cierre en Barquisimeto, “El país necesita un cambio. Voy a eliminar la corrupción. No soy la oposición, soy la solución”.

Pedro Vargas Núñez

Subeditor Portafolio