Gobierno con estrategia para Asia

Estrechar las relaciones comerciales con los países asiáticos, mediante la búsqueda de oportunidades y la atracción de inversión hacia Colombia en nuevos sectores de bienes y servicios de clase mundial, entre otras estrategias, es una prioridad para el Gobierno Nacional, y se enmarca dentro del Plan Estratégico del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, de cara a acelerar el proceso de inserción económica de Colombia en la Cuenca del Pacífico, y a dejar sentadas las bases para una estrategia de largo plazo.

POR:
mayo 06 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-06

Bien es sabido que los países asiáticos son grandes inversores. China ha sido un jugador importante a nivel global como proveedor de capitales de inversión directa al mundo, ubicándose en el puesto 18 dentro del ranking mundial de países inversionistas, con flujos salientes superiores a 17 mil millones de dólares, en el 2006. Por su parte, India registró una inversión extranjera directa hacia el mundo durante el mismo período, de 9 mil millones de dólares, con un crecimiento de 260 por ciento frente a 2005. (Última cifra disponible. Una proyección del ‘World Investment Prospects To 2011’ de Economist Intelligence Unit, indica que la inversión china en el mundo en el 2007, alcanzó 26 mil millones de dólares, en tanto que la India llegó a 10 mil millones). Es deseable, entonces, poder atraer hacia Colombia una parte de esa inversión, con miras a la tan necesaria reconversión industrial del país, y al desarrollo de nuevos sectores que permitan jalonar un mayor desarrollo económico. Por ello, este Ministerio avanza con China, e India, en la negociación de los Acuerdos de Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs), y de tratados para evitar la doble tributación (ADT), instrumentos jurídicos que sientan las bases para una relación clara con los inversionistas. Con la mira puesta en Asia, este año también negociaremos tratados encaminados a fomentar la inversión mutua con Corea, y Japón. Adicionalmente, los TLC en que está empeñado el país abren nuevas oportunidades en la medida en que la inversión asiática se puede ubicar en Colombia para producir y exportar a Estados Unidos, Canadá y Europa sin aranceles. En la parte comercial, se busca que una vez sea ampliado el Canal de Panamá, en el año 2012, Colombia pueda competir con los grandes commodities que se producen en la Costa Atlántica y que es difícil vender por el costo del flete (a excepción del níquel que viene creciendo en cantidades importantes en China), ya que al poder transitar por allí buques de gran calado, será posible llegar a Asia de manera más expedita y económica que en la actualidad, con productos como banano y carbón. Igualmente, se prevé la designación de funcionarios eminentemente comerciales en esos mercados, así como el incremento en las misiones comerciales en ambos sentidos, y la participación en la Feria Mundial de Shanghai 2010. Ya en lo puntual, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo está haciendo un seguimiento permanente a los procesos de certificación de productos de interés para exportar al Asia, y poder garantizar, así, su admisibilidad. Hay algunos que llaman mucho la atención, especialmente de los consumidores de la China, como son las patas de pollo, alimento exótico en ese país y poco apetecido acá, y la uchuva, cuyos protocolos para garantizar la admisibilidad están actualmente en manos de los técnicos para el intercambio de la información respectiva. De otra parte, en Hong Kong, el interés es que se pueda exportar carne de babilla, mientras que los coreanos apuestan por la importación de la pitahaya. En el campo político, en el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (Apec), mecanismo de concertación de carácter intergubernamental, el objetivo principal es que Colombia pueda participar en la reunión de ministros de Comercio, que tendrá lugar en Perú, en noviembre próximo, durante una cumbre de jefes de Estado. Además, se esperan avances en la Iniciativa de la Cuenca del Pacífico Latinoamericano, proyecto regional del cual Colombia ha sido uno de los principales promotores, junto con Chile, México y Perú. Es preciso llamar la atención sobre el hecho que antes de finalizar la presente década, Colombia tendrá suscritos acuerdos comerciales con la gran mayoría de los países de América, conformándose, de hecho, una zona de libre comercio continental por efecto de la convergencia de los tratados. El antiguo sueño del Alca, toma cuerpo, entonces, por la exigencia cada vez más creciente, de conformar bloques comerciales. Así las cosas, Colombia, por su situación geográfica privilegiada, podrá convertirse en plataforma exportadora de terceros países hacia los mercados de América, con lo cual la inversión cobrará cada día mayor importancia. Cuando el Gobierno reflexiona sobre la importancia de este mercado, hay varios puntos que no deben pasar por alto. Se trata de la región más dinámica del mundo, que aporta el 60 por ciento del Producto Interno Bruto mundial y el 48 por ciento de las transacciones comerciales del mundo. Si a lo anterior se suma que Asia se ha convertido en un gran centro de tecnología e innovación, y que las pymes son parte integral del éxito económico de la región, es válido afirmar que Colombia no puede dejar pasar más el tiempo para definir una estrategia de integración con este mercado. '' Antes de finalizar la presente década, Colombia tendrá suscritos acuerdos comerciales con la gran mayoría de los países de América.'' Estrechar las relaciones comerciales con los países asiáticos, mediante la búsqueda de oportunidades y la atracción de inversión hacia Colombia en nuevos sectores de bienes y servicios de clase mundial, entre otras estrategias, es una prioridad para el Gobierno Nacional”. Luis Guillermo Plata. Ministro de Comercio, Industria y Turismo WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido