Gobierno irlandés anuncia plan de rescate bancario

La estrategia incluirá nacionalizaciones y recapitalizaciones de importantes entidades financieras, con el objetivo de sanear de manera definitiva las cuentas del país.

Finanzas
POR:
marzo 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-30

El anuncio lo hizo ante el Parlamento el ministro irlandés de Finanzas, Brian Lenihan, quien enumeró las medidas que se aplicarán en las próximas semanas para hacer borrón y cuenta nueva en la banca y las entidades financieras relacionadas con el sector inmobiliario.

Como medida más inmediata, el Allied Irish Bank (AIB), uno de los principales bancos de Irlanda, tendrá que aportar 7.400 millones de euros antes de finales de abril o afrontar la nacionalización, dentro de un plan gubernamental para sanear el sector.

Si no consigue hacerse con capital privado, el AIB se verá obligado a vender parte de sus activos en E.U., el Reino Unido y Polonia para tapar el agujero en sus cuentas y, aun así, el Estado podría convertirse en el accionista mayoritario.

En una serie de anuncios, que fueron bautizados ayer por la prensa local como "Martes de rescate", el Gobierno irlandés reveló también que inyectará 18.000 millones de euros adicionales en el Anglo Irish Bank, nacionalizado desde el año pasado al verse al borde de la bancarrota por la crisis de las hipotecas subprime. Lenihan explicó que recuperar este banco de ahorros -convertido en un símbolo de la caída del llamado "Tigre Celta", en referencia a la pujanza económica irlandesa previa a la crisis- podría tener un coste final para los contribuyentes de 100.000 millones de euros.

"Esto es difícil de digerir, pero sólo los contribuyentes pueden aportar el capital. Es la menos mala de las opciones", declaró a la prensa el responsable de Finanzas. Más de 8.000 millones de euros serán entregados al banco esta misma semana y otros 10.000 millones en los próximos años.

Crean banco para activos 'tóxicos'

Irlanda comenzó este martes a operar un banco dedicado a purgar los activos 'tóxicos' del sector inmobiliario, valorados en 81.000 millones de euros, y publicará nuevas exigencias de capital para la banca. Las autoridades pagarán a los bancos por sus activos 'basura' con bonos del Estado, a los que aplicará un descuento, liquidables con el Banco Central Europeo.