Gobierno lanzará tres salvavidas para producción petrolera

En una reunión que se realizará este jueves, autoridades buscarán estrategias para darle un envión a la industria.

Por el lado de las nuevas reservas la mayor apuesta está en los yacimientos no convencionales

Archivo Portafolio.co

Por el lado de las nuevas reservas la mayor apuesta está en los yacimientos no convencionales

Finanzas
POR:
junio 26 de 2014 - 04:12 a.m.
2014-06-26

Las proyecciones reveladas en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, con respecto al futuro de la producción petrolera del país para los próximos diez años, dejaron una enorme preocupación en el Gobierno Nacional.

Las estimaciones del Plan Nacional de Desarrollo calculan que, mientras, este año la producción petrolera representará el 2,4 por ciento del Producto Interno Bruto, PIB, en el 2025 esta actividad pesará solo 1,4 por ciento del valor agregado del país.

Hoy en la mañana, en la Presidencia de la República habrá una reunión entre representantes del Ministerio de Minas y Energía, el Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de Hacienda para buscar estrategias para superar los ‘cuellos de botella’ que enfrenta el sector.

“Necesitamos darle un nuevo envión a la producción de petróleo, entre los factores que están obstaculizando esta meta están las licencias ambientales, temas sociales -como bloqueos y protestas- y temas de seguridad”, explicó el ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta Medina.

Para enfrentar estos tres problemas, el Ministerio le apuntará a tres estrategias puntuales, que pasan por fortalecer entidades como la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, redoblar el aseguramiento de la infraestructura petrolera y buscar una modificación a la ley de regalías.

Esto implicaría aumentar el presupuesto de la Agencia para recortar el tiempo de respuesta de la autoridad ante las nuevas solicitudes.

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Petróleos, mientras en el 2010, expedir una licencia ambiental requería de seis meses, el año pasado, en promedio, las empresas tardaron 14 meses para realizar este trámite.

Aunque el tiempo se redujo en dos meses, con respecto al 2012, sigue siendo un plazo poco eficiente para la industria.

Por otro lado, de acuerdo con Acosta Medina, los cambios propuestos al actual régimen de regalías buscan que al aumentar los ingresos de las regiones productoras, por concepto de los aportes de las regalías, haya una mejor percepción de los aportes de la industria al país y, por tanto, menos oposición al desarrollo de actividades de exploración y producción.

INICIATIVAS EN MARCHA

Pese a que estas medidas ayudarían a solucionar los obstáculos que, en el corto plazo, afectan la producción petrolera, en el largo plazo la mira está en descubrir nuevas reservas en el país y en el avance en programas de recobro de campos viejos.

Por el lado de las nuevas reservas la mayor apuesta está en los yacimientos no convencionales y en el desarrollo de la industria costa afuera.

De comprobarse las expectativas que hay en no convencionales, el país podría multiplicar sus reservas por seis; y en cuanto al desarrollo costa afuera, el cálculo más conservador estima que hay unos 10 mil millones de barriles en depósitos marítimos.

Sin embargo, estas dos industrias, poco desarrolladas en el país, también demandan mayor agilidad en las licencias ambientales, e incluso el desarrollo de nueva reglamentación en este ámbito, infraestructura para mover la producción y un mejor ambiente con las comunidades.

Estos son retos que deberá afrontar el Gobierno Nacional en el próximo cuatrienio.

EL PANORAMA PETROLERO A DIEZ AÑOS DEL MARCO FISCAL A MEDIANO PLAZO

En el 2018 caerá la producción petrolera, según proyecciones del Departamento Nacional de Planeación.

De acuerdo con el Marco Fiscal a Mediano Plazo, construido por el Departamento Nacional de Planeación, después de haber alcanzado un promedio de producción diaria de 1.006.000 barriles de crudo en el 2013, se espera que en el 2014 la cifra llegue a los 981 mil barriles promedio diario.

Esto, con respecto a la meta inicial de producir 1.150.000 barriles promedio diario, planteadas en el Plan de Desarrollo 2010-2014 representa un desfase de 169 mil barriles.

Aunque el DNP estima que en el próximo cuatrienio el país mantendrá un promedio de crecimiento de 4 por ciento anual en la producción, hasta llegar al 1.146.000 barriles diarios en el 2018, a partir de ese año se prevé una desaceleración de la producción en promedio de 3 % anual hasta llegar a los 959.000 barriles en promedio en el 2024.

Lo que podría cambiar esta tendencia sería el desarrollo de campos de hidrocarburos no convencionales, que no están contemplados en la proyección presentada en el Marco Fiscal.

Mejorar las estadísticas de producción petrolera, en el mediano plazo, es importante para el Gobierno Nacional por que este sector representa la cuarta parte de los ingresos corrientes de la Nación.

Nohora Celedón

Economía y Negocios