Gobierno logró la meta de llevar el desempleo a un dígito

El mercado laboral lleva ya tres años registrando aumentos en la ocupación y menos desocupados.

Archivo Portafolio.co

La preocupación de organismos internacionales y de analistas se volcó hacia la calidad del empleo que se está generando.

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 18 de 2011 - 11:45 p.m.
2011-12-18

 

Desde hace tres años, el mercado laboral colombiano viene registrando aumentos en la ocupación, hecho que, dado el entorno internacional, particularmente en el último año, bien podría provocar la envidia de más de un país.

Ese comportamiento no es sólo para las cifras de empleo, sino también para su otra cara: la de la desocupación, que en septiembre pasado se situó en un dígito: 9,7 por ciento, un guarismo buscado y esperado desde hace mucho tiempo, pero que por diferentes causas había sido esquivo.

Por ello, no fue extraño que el presidente Juan Manuel Santos, regocijado con esas cifras, dijera que la colombiana es una de las mejores economías de la región y quizá del mundo, pues, en vez de destruir empleo, lo está creando.

Vale la pena señalar, sin embargo, que en los dos últimos meses del 2007, el desempleo ya había caído por debajo del 10 por ciento, pero fue un hecho episódico, dado que no había una tendencia con la que se pudiera prever que se mantendría en el tiempo.

Y esa es, precisamente, la diferencia con los números reportados por el Dane recientemente y respecto de los cuales el Gobierno y los analistas privados consideran que pueden sostenerse más allá de un final de año, cuando la ocupación aumenta y del desempleo se reduce por la mayor actividad económica de la temporada, aun cuando advierten que puede haber incrementos en la desocupación en los primeros meses del 2012, pero sin rebasar las cifras de iguales meses del 2011.

En septiembre, además, los ocupados superaron los 20,4 millones, un récord en la materia que tiene que ver con la dinámica general de la economía, que está demandando más mano de obra para responder a los pedidos empresariales y de los hogares, y a la oportunidad que ven miles de colombianos de emprender una actividad, la mayoría de las veces informal, y ‘beneficiarse’ algo de ese crecimiento.

En octubre se repitió el fenómeno: los ocupados estuvieron por encima de 21,5 millones y el desempleo, según el Dane, descendió a 9 por ciento, la tasa más baja para cualquier mes desde el 2001.

Siga bajando para encontrar más contenido