Si gobierno reduce impuestos a la soya, agricultores pondrán fin a paro agrario en Argentina

Uno de los líderes de la protesta, Eduardo Buzzi, dijo que el problema se destraba si se acaban las retenciones (impuestos a las exportaciones).

POR:
mayo 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-15

"Queremos que haya exportación de trigo, de carnes y políticas para las economía regionales", indicó Buzzi, al tiempo que pidió un mejor trato para la soya, el principal producto exportable en un país de fuerte economía agrícola.

El dirigente Luciano Miguens, otro de los líderes del campo, dijo que "no levantaremos el paro hasta que no aparezcan soluciones concretas a los reclamos de eliminación de las retenciones móviles".

"Tiene que haber señales muy claras y públicas del Gobierno para que los argentinos sepan de qué vamos a hablar" si se reanuda el cortado diálogo con el Gobierno, explicó Mario Llambías, otro de los jefes de la protesta.

Los efectos

La huelga amenaza la pujanza económica de un país que creció a un promedio anual de casi el 9 por ciento desde el 2003, con una secuela de paralización de sectores agrícolas e industriales, además de la incertidumbre financiera. La cosecha de soya de este año valdría 24.000 millones de dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido