Gobierno se reúne con gremios para explicar proyecto de reforma tributaria; congresistas no fueron invitados

El proceso de concertación con empresarios y expertos que había anunciado el presidente Uribe hace un mes para definir cómo financiar gastos en defensa, pasó a ser un proceso de notificación.

POR:
julio 14 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-14

Algunos congresistas señalan que los cambios en los impuestos se los deberían dejar al nuevo Gobierno.

Y es que a cinco días de que radique el proyecto de reforma tributaria y después de haber anunciado ya los puntos esenciales que traerá el proyecto, el Gobierno por fin se reúne hoy con los representantes gremiales y de la academia para, como dicen algunos, "presentar en sociedad" la reforma. Por eso algunos sienten que les hicieron 'conejo'.

"Yo no veo que vaya a haber ningún intercambio porque el Presidente ya la presentó. Estos son básicamente esfuerzos de relaciones públicas del Gobierno, eso no es una discusión académica", dijo Alejandro Gaviria, decano de la facultad de Economía de la Universidad de Los Andes.

Este sentimiento lo comparte su colega de la Jorge Tadeo Lozano, Salomón Kalmanovitz: "Me parece que no han escuchado a los técnicos en siete años por qué los van a escuchar ahora. Ya todo lo tienen empacado, necesitan 24 billones y están buscando dos, eso es un circo", señaló.

Y si bien para algunos representantes gremiales como el presidente de Acopi, Norman Correa, más vale tarde que nunca porque el proyecto se radicaría el 20 de julio y habría espacio para hacerle cambios, otros como su colega de la SAC, Rafael Mejía, manifiestan que el Gobierno ya tomó una decisión sin hablar con los gremios ni recibir sus propuestas.

"Uno llega a oír la exposición de motivos. Pero vamos a asistir y exponer nuestros puntos de vista", dijo Mejía.

Otros sin embargo, como el director de Fedesarrollo, Roberto Steiner, prefieren esperar y no anticipar nada, y solo adelanta que lo presentado por el Gobierno hasta ahora va en el camino correcto.

Para el presidente Nacional de Fenalco, Guillermo Botero, no es tardía la citación porque es un impuesto para el 2011, es decir la plata se necesita para esa vigencia y aún hay tiempo para aceptar propuestas.

"La plata para la seguridad democrática en el 2010 está financiada, se está terminando de pagar. No hay afán de ninguna clase. El Gobierno ha dado las ideas, pero no ha presentado ningún proyecto de ley redactado", explicó.

La reforma que debería ser

Para muchos, no es el momento, ni político ni económico, para reformar los impuestos. Y por eso para algunos, como el presidente de Acopi, Norman Correa, la ideal sería una que disminuya los impuestos para promover el empleo: bajar la tarifa del IVA en dos puntos o que reduzca la de renta en unos ocho puntos.

Para el presidente de la SAC, Rafael Mejía, en cambio la ideal es cuando lo que existe no hay que modificarlo "porque fue bien concebida y cubre lo que se planteó".

En el caso de Fenalco, si bien está de acuerdo con prorrogar por cuatro años el impuesto al patrimonio, no se puede volver permanente porque entonces es preferible aumentar el impuesto de renta.

Y para los académicos y ex ministros de Hacienda como Guillermo Perry, la ideal sería una que hiciera una revisión exhaustiva de los beneficios tributarios.

"A mi juicio eso se queda muy corto porque lo que uno debía hacer desde un principio, es un proceso para llegar a una tarifa de renta más baja que la actual para todas las empresas, 25 por ciento, pero con un desmonte gradual de los beneficios tributarios especiales" señala Perry.

Los congresistas no están invitados a la reunión de hoy, pero algunos como el representante Santiago Castro, creen que si bien es señal de responsabilidad por parte del gobierno Uribe tratar de dejar resuelto el problema del 2011, eso le corresponde resolverlo al próximo Gobierno.

Siga bajando para encontrar más contenido