Gobierno y sector privado de E.U. intentan resolver turbulencias en mercados financieros y de la vivienda

Hasta que se estabilice el mercado de la finca raiz habrá que lidiar con continuas presiones sobre los mercados financieros estadounidenses, dijo el secretario de Tesoro, Henry Paulson.

POR:
julio 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-22

"Estados Unidos está en buen camino hacia la solución de los
trastornos en los mercados y el fortalecimiento del sistema financiero", afirmó Paulson durante un discurso en la Biblioteca
Pública de Nueva York.

El funcionario visita hoy Wall Street buscando respaldo de los mercados para su plan de ayuda a las compañías Fannie Mae y Freddie Mac, las mayores firmas hipotecarias del país, afectadas por el derrumbe del negocio de la vivienda desde el año pasado.

Los mercados aguardan el informe que divulgará el martes la Oficina de Presupuesto del Congreso, que ha hecho un cálculo del impacto que tendrá sobre el presupuesto la petición del presidente
estadounidense, George W. Bush, para ampliar el respaldo gubernamental a Freddie Mac y Fannie Mae.

Paulson pidió a los estadounidenses -atribulados por las ejecuciones hipotecarias y la caída de valores de las propiedades-
que sean pacientes mientras el Gobierno y las instituciones financieras arman las respuestas a la crisis.

"Se necesita más tiempo para resolver los problemas actuales",
dijo, mientras advirtió que "habrá sobresaltos en el camino".

"Yo soy muy consciente de que los problemas de los mercados financieros y de la vivienda preocupan a las familias", añadió. "Las
soluciones no ocurrirán en una línea recta, y todos tenemos que ser pacientes mientras lidiamos con estos retos".

Instó al Congreso a que apruebe las propuestas de la Administración Bush que incluyen un mayor respaldo a Fannie Mae y Freddie Mac, y el establecimiento de regulaciones más estrictas
sobre las operaciones de las dos firmas.

Informó que Fannie Mae y Freddie Mac han emitido 5 billones
de dólares en títulos respaldados por deuda e hipoteca, y más de 3
billones de dólares de esos fondos están en manos de instituciones financieras de EE.UU., mientras que el resto lo tienen instituciones extranjeras.

Dijo que él preferiría no estar en la posición de pedir más fondos del Gobierno para las empresas hipotecarias, pero "tengo que jugar con las cartas que me tocaron".

"Esto hace que la estabilización de las dos compañías sea esencial para la economía global", agregó. "Los inversionistas en
nuestro país y en todo el mundo necesitan saber que entendemos cuán importante son estas instituciones para nuestros mercados de capital y para la economía de Estados Unidos".

Siga bajando para encontrar más contenido