Google se vuelve electrificadora

Tras convertir a Google en una de las empresas de más éxito del mundo, Larry Page y Serge Brin -los fundadores de esta reconocida firma de Internet- han decidido invertir parte de sus considerables recursos en una nueva aventura: la producción de energías renovables capaces de iluminar una ciudad del tamaño de San Francisco, Estados Unidos.

POR:
noviembre 29 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-29

“La revolución de electricidad verde”, como llamaron a esta iniciativa, tiene como fin producir hasta un gigavatio de capacidad de energía renovable a un precio inferior al carbón (el carbón es la principal fuente de energía en muchas partes del mundo y produce el 40 por ciento de la electricidad que se consume en el mundo). Los fundadores de Google precisaron que la nueva electricidad se producirá a partir de energía solar avanzada, fuentes eólicas y sistemas geotermales, entre otras tecnologías. Para comenzar, los voceros de Google aunciaron que destinarán decenas de millones de dólares en investigación y desarrollo; así mismo declararon que en el 2008 contratarán ingenieros y expertos en energía para iniciar los trabajos. Larry Page afirmó que la empresa de Internet tiene experiencia en la conservación de energía y que está convencido en las futuras posibilidades de las fuentes de energía renovable. “Hemos ganado experiencia con el diseño y construcción de instalaciones que utilizan gran cantidad de energía al edificar centros de datos eficientes. Queremos aplicar la misma creatividad e innovación para el desafío de la generación de electricidad renovable a una escala global”, dijo Page. El fundador de Google recordó que en el campus de Mountain View (sede de la compañía) está instalada una de las mayores plantas solares de E.U. -que genera 1,6 megavatios de electricidad- y que ha invertido en el desarrollo de vehículos eléctricos a través de la iniciativa RechargeIT. El creador de Google añadió que “ya se ha realizado una tremenda labor en las energías renovables. Tecnologías que ya han sido desarrolladas pueden madurar en sectores capaces de proporcionar electricidad más barata que el carbón”. “Si cumplimos este objetivo y las instalaciones de energíarenovable a gran escala son más baratas que el carbón, el mundo tendrá la opción de cubrir una parte sustancial de sus necesidades de electricidad con fuentes renovables y reducir de forma significativa las emisiones de carbón”, explicó Page. Serge Brin, cofundador de Google, afirmó por su parte que “la energía renovable barata no solo es crítica para el medio ambiente, sino también vital para el desarrollo económico en muchos lugares donde la energía asequible de cualquier clase es limitada”. El doctor Larry Brilliant, director ejecutivo de Google.org -la división filantrópica de Google-, dijo que “al financiar investigación e invertir en nuevas compañías prometedoras se puede ayudar a encender una revolución de electricidad verde”. Google señaló que está trabajando con las empresas eSolar y Makani Power para el desarrollo de alternativas energéticas. EFE

Siga bajando para encontrar más contenido