La gran apuesta para recuperar el atractivo editorial del agente 007

La gran apuesta para recuperar el atractivo editorial del agente 007

POR:
mayo 08 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-08

En los 44 años transcurridos desde la muerte del escritor Ian Fleming, su personaje James Bond ha evolucionado hasta convertirse en una estrella de cine. Sin embargo, como figura literaria, Bond se asemeja más al Inspector Clouseau.

Tras el ataque cardíaco que causó la muerte del autor, los herederos de Fleming han encargado 22 libros sobre el espía británico. Pero las ventas se han reducido considerablemente.
La última novela sobre Bond, El hombre del tatuaje rojo (The Man With The Red Tattoo), se publicó hace seis años y vendió apenas 5.000 copias en Gran Bretaña, la patria de Bond.

El 28 de mayo, Doubleday, una división del grupo de medios Bertelsmann AG, lanzará una nueva novela sobre Bond, una de las más ambiciones en la era post-Fleming.

Devil May Care, la cual carece por el momento de un título en español, fue escrita por el conocido y respetado autor Sebastian Faulks, autor de Los desencantados.

La nueva novela de Bond tendrá un tiraje inicial de 250.000 copias
y contará con una espléndida campaña de marketing en Estados Unidos. Penguin, una filial de Pearson PLC, planea imprimir 100.000 copias para el mercado británico.

El lanzamiento de la novela coincide con el centenario del nacimiento de Fleming, lo que generará publicidad gratuita para el libro. Doubleday y Penguin confían en que podrán reavivar el interés de la marca Bond regresando la historia a la Guerra Fría.

Los libros de Bond de los años 80 y 90 intentaron hacer las historias contemporáneas al lector, algo que, según los críticos, perturbó a los fanáticos.

El hombre del tatuaje rojo, por ejemplo, colocaba a Bond luchando
contra terroristas que interrumpieron una reunión del Grupo
de los 8 en Japón. Devil May Care transcurre en la era clásica de Bond. Su trama gira en torno al comercio de la heroína y una mujer llamada Poppy, dicen fuentes cercanas al libro.

Los editores también están entusiasmados por el éxito de Daniel Craig, el actor que personifica al nuevo Bond, que contribuyó
a que la película más reciente de la franquicia: Casino Royale, recaudara US$594 millones en todo el mundo en 2006, según BoxOffice Mojo LLC, una empresa que registra las ventas de entradas al cine.

"La cosa estaba moribunda", señala Stephen Rubin, director de Doubleday Broadway Publishing Group, una división de Bertelsmann. "La franquicia de Robert Ludlum ha renacido totalmente gracias a lo que Matt Damon hizo con las películas Bourne. Creemos que esta es una grandiosa oportunidad".

Una nueva película de Bond con Craig ¿Quantum of Solace (aún sin título en español)¿ se estrenaría en Latinoamérica a fines de año.

Algunos fanáticos acérrimos, sin embargo, están irritados con las nuevas novelas de Bond.

"Me parece muy bajo e insultante que alguien más tenga el derecho de continuar escribiendo esta serie", dice Russell Steer, quien administra The Old Book Company of McLean, una librería de libros usados en Virginia. "Hay que mantener juntos al creador y su obra. Todo esto es por el dinero". Los agentes de Faulks, un escritor conocido más por sus ficciones históricas, no permitieron que el autor fuera entrevistado para este artículo. Pero en una entrevista con Publishers Weekly, Faulks declaró que cuando le pidieron que escribiera Devil May Care contestó "Nunca he escrito un thriller, ni siquiera los leo y les dije que no sabría por dónde comenzar".

Siga bajando para encontrar más contenido